Juzgando antes y despues de ser madres

Juzgando antes y después de ser madre

¡Qué sencillo es juzgar al otro y que rápidas somos emitir juicios!

Juzgar es parte de nuestra naturaleza y pareciera que el ser madres nos da el derecho de juzgar a otras con causa.

La maternidad me ha cambiado en muchos sentidos y uno de ellos es al emitir juicios cuando observo niños llorando, haciendo berrinche o papás desesperados.

Recuerdo aún que, en mis años sin niños, cuando veía a un bebé llorar, mi primer instinto era voltear a ver a los padres y generalmente pensaba que algo estaban haciendo mal para tener a ese pobre niño de esa manera.

Si estaba en un espacio cerrado y el niño no dejaba de llorar comenzaba a impacientarme y a preguntarme por qué los padres no hacían algo para callarlo.

Todo cambió en cuanto me convertí en mamá y me encontré en situaciones desesperadas o en momentos en los que pruebas de todo, pero la personita con voluntad propia que tienes como hijo, decide hacer todo lo contrario a lo que tú esperas.

Los bebés y los niños son personas con su propia voluntad y los padres podemos guiarlos con amor, mas no podemos obligarlos a tener ciertas actitudes en momentos de crisis.

Con el tiempo van aprendiendo a controlar esas emociones y nosotros, como padres, vamos aprendiendo a detectar las situaciones que pueden desatar una situación complicada.

Ahora que soy madre intento observar la escena completa y ser más empática ante la situación.

Cuando veo a un bebé llorando mi reacción es voltear a ver a la mamá o al papá y suelo ponerme en el lugar de ambos, quizá tiene hambre o está cansado, quizá mamá o papá también vienen cansados y no pueden reaccionar de manera más rápida.

Dejemos de juzgarnos, cada familia es un mundo y nadie sabe lo que están viviendo las personas que la integran seamos conscientes y aportemos cosas positivas.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en mamás, mujeres. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *