historial medico

Historial médico de tus hijos

El historial médico de la familia es muy importante.

Siempre me han llamado la atención los pequeños detalles que van formando la historia de una persona, todos esos eventos que van influyendo y quedándose grabados tanto en nuestros corazones como en la memoria de nuestro cuerpo.

Nuestra salud la vamos construyendo cada día, pero hay una carga genética que no podemos evitar y que nos hace mantenernos alertas ante ciertas señales.

Esa carga genética se la pasamos a nuestros hijos, por lo que es muy importante conocerla.

Los primeros años de vida de nuestros hijos son fundamentales debido al desarrollo continuo que viven y a veces olvidamos el cómo influye la edad que tenían cuando sostuvieron la cabeza por primera vez, sonrieron, gatearon, caminaron, dijeron las primeras palabras, etc.

Recuerdo como hacía mi lista de logros y preguntas antes de la visita mensual con el pediatra de mis peques, sin embargo esas listas se fueron traspapelando y cuando unos años después acudimos a otros especialistas me fue difícil decir con exactitud cuando habían realizado algunos de los eventos más importantes de su desarrollo. Pude decir un estimado, recordaba quien lo había logrado antes que el otro, pero no la edad exacta.

Fue esa la primera señal de necesitar un historial médico actualizado para cada uno de mis hijos.

La segunda señal llegó con los pequeños padecimientos que se van sumando con la edad, debo confesar que en mi caso ya he mencionado algunas veces la siguiente frase: “a mí no me solía pasar esto”.

Los últimos años he tenido que visitar diferentes especialistas y comencé a dudar un poco de mi propio historial médico y para poder hacerlo correctamente tuve que recurrir a la memoria de mi mamá.

Cada miembro de la familia tiene que tener un historial médico actualizado, debe ser algo sencillo pero que incluya las enfermedades importantes de nuestros abuelos, padres, hermanos y por supuesto las nuestras en caso de existir.

Recurre a la memoria de tus padres y hermanos y pídele a tu pareja que haga lo mismo con su persona, procura leerlo una vez al año en caso que necesite alguna actualización.

En el caso de los pequeños no es necesario registrar cada resfriado, pero si las enfermedades que pueden ser típicas de la infancia.

La salud es algo que damos por sentado hasta que nos falta, así que mejor prever o simplemente estar listos para el momento en que nuestros hijos tendrán que ir al doctor por ellos mismos y nos agradecerán el tener a la mano toda su historia en caso de que nuestra memoria falle.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en salud. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *