7 trucos para que tus hijos coman verduras

7 trucos para que tus hijos coman verduras

Las verduras y ciertos alimentos saludables son un tema que fácilmente los lleva a una relación de amor-odio. ¿Les suena familiar?

Cuando un niño tiene en la mente que algo no le gusta es difícil hacerlo cambiar de opinión.

Para empezar hay niños que se niegan a probarlas o cambian de parecer respecto a los alimentos que les gustaban, porque cuando lograste que por fin incluyan una nueva verdura dejan en el camino otra que ya solían consumir.

Lo peor que podemos hacer en el proceso es estresarnos y convertir el momento de la cena en un espacio tenso y de batalla en el que mamá está enojada porque el niño no come ciertos alimentos.

La creatividad y la paciencia deben de ser tus aliadas, así que hoy quiero compartir con ustedes algunos trucos que han hecho que mi pequeño, que no prueba muchos alimentos, vaya incluyendo las verduras en su alimentación sin tanta lucha.

  1. Sé el ejemplo e incluye verduras en tu alimentación. Necesitamos ser congruentes y enseñarles a alimentarse sanamente a través del ejemplo, así que deben observar que mamá también las come.
  2. Permite que tus hijos conozcan las verduras. Invítalos a hacer las compras contigo, háblales de los beneficios de ese arbolito verde llamado brócoli o esa hoja verde llamada espinaca. En casa deja que la toquen, la huelan y sientan las diferentes texturas.
  3. Invita a la creatividad a la hora de servirles la comida en el plato. Utiliza la guarnición de verduras para darle color y formas diferentes. Hay muchas ideas en internet.
  4. No te rindas e intenta darles la misma verdura en diferentes presentaciones, puedes intentarlo con la versión de la verdura cruda y si no fue exitosa intenta cocinándola.
  5. Los pays de verduras, lasaña o pasteles de carne son una buena manera de introducir verduras que no les gustan y disfrazarlas con los sabores conocidos.
  6. Prepara licuados añadiendo verduras como espinaca, lechuga, betabel, sabores que puedes combinar con otras frutas y presentarlos de una manera colorida, fresca y divertida.
  7. Alíate de los amigos que coman muy bien, invítalos a comer o permite que los inviten a comer. Muchas veces al estar en otra casa o con el amigo que si come cierto alimento se animan a probar algo nuevo.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en alimentación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *