8 ideas para que tus hijos disfruten los museos

8 ideas para que tus hijos disfruten los museos

Los niños pueden disfrutar los museos y exposiciones de arte desde pequeños.

Soy de las personas que pueden pasar horas en un museo si hay una exposición que me gusta, pero reconozco que para algunos esto puede significar horas aburridas deambulando enfrente de obras que no puedes entender.

Para los niños puede ser toda una aventura si los acercamos al arte desde pequeños y para nosotros una manera de aprender, solo hay que organizar las visitas de acuerdo a su edad.

Hoy quiero compartirles lo que nos ha  funcionado en casa para convertir las visitas a museos en un paseo que mis hijos suelen pedir y disfrutar.

  1. Planea el tiempo de visita pensando en los niños. Los niños necesitan visitas cortas para realmente aprovechar y disfrutar el paseo. Si es una exhibición que tienes muchas ganas de ver te recomendaría ir primero sin niños y después llevarlos a ellos.
  2. Busca exposiciones que sean muy visuales.
  3. Aprovecha las áreas para niños que algunos museos tienen o las actividades que realizan los fines de semana, de esta manera podrán realizar alguna manualidad juntos que los ayude a entender la exposición y que además lo convierta en una actividad que comparten con mamá y papá.
  4. Aprovecha las áreas al aire libre que tienen algunos museos o integra una visita al parque o alguna actividad física después del museo.
  5. Dales libertad a los niños para preguntar y expresar lo que una obra los hace sentir, a fin de cuentas de eso se trata el arte.
  6. Déjalos tomar fotos de las obras que más les gustan o llaman la atención, si en la exposición se permite. Verás las cosas tan interesantes que descubres de la personalidad de tus hijos.
  7. Habla con ellos acerca de las reglas de museo de no acercarse a ciertas obras o de no tocar. Entienden perfectamente que es para que la obra no sufra algún daño y pueden comportarse.
  8. Investiguen después acerca del tipo de obra que vieron o del artista, hay material muy interesante y cercano a los niños que los ayuda a encausar esa curiosidad.

Hagan de las visitas culturales un hábito familiar que compartan con sus hijos al menos una vez al mes, verán que divertido es.

Nuestros museos favoritos en la Ciudad de México son el Rufino Tamayo y el de Arte Moderno, ambos tienen áreas verdes alrededor que nos permiten incluso planear un picnic al terminar la visita.

Los niños absorben e interpretan el arte de una manera muy clara y sincera, yo he aprendido de algunas corrientes y artistas gracias a la curiosidad de mis hijos.

Nuestras visitas duran máximo una hora entre las obras de arte y el resto es el momento para que ellos corran o compartamos alguna actividad o juego.

Los invito a intentar esta mezcla y que me cuenten que tal les fue.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en museos, niños, viajes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *