5 consejos para que tus hijos sigan instrucciones en casa

5 consejos para que tus hijos sigan instrucciones en casa

La manera en que decimos las cosas puede hacer la diferencia para que tus hijos sigan instrucciones en casa.

Hace unos días terminamos la tarde con la frustración de mis hijos y la mía; justo era la hora de recoger, irse a bañar y mientras yo daba instrucciones seguidas mi hijo termino sentado diciéndome: “Mamá, ya no puedo más, me dices tantas cosas que no sé cuál hacer primero”.

Debo confesar que en el momento me desesperé porque eran instrucciones que suelo darles todo los días, pero tuve la cordura de analizarme un poco y me di cuenta que tenía razón. Este instante me llevó a reflexionar un poco más y me vi a mi misma repitiendo lo mismo varias veces y convirtiéndome en el sonido de fondo de la casa sin que nadie me hiciera caso, ¿les suena familiar?

Así que concluí que mis hijos no estaban pasando por una etapa de rebeldía, sino que yo no estaba siendo lo suficientemente clara al dar las instrucciones y estos consejos me han servido mucho para que mis pequeños me hagan caso sin desgastarme en el proceso:

  1. Una instrucción a la vez. Los niños se distraen con facilidad y si damos varias instrucciones seguidas los confundimos y nos desgastamos nosotras en el proceso al ver que no consiguen seguir una sola.
  2. La instrucción debe ser clara y precisa. Si queremos que recoja el suéter tirado en medio de la sala no utilicemos frases que parezcan que lo que pedimos es opcional como ¿podrías recoger tu suéter? Tenemos que aprender a elegir las palabras para dar una orden clara y con tono firme, no tiene que ser de enojo. Es muy diferente decirle “recoge tu suéter ahora”.
  3. Da la instrucción una sola vez. Si sus hijos están acostumbrados a que les des una instrucción varias veces lo único que pasa es que nos convertimos en el sonido de fondo, pues saben que nosotros les repetiremos lo mismo una y otra vez hasta que terminemos gritando. No permitas que se acostumbren a ignorarte y cumple las consecuencias que pongas en el momento que lo hagan.
  4. Cumple las consecuencias. Si es hora de recoger y pides que lo hagan, elige una consecuencia acorde a la instrucción y cúmplela. Si no apagan la televisión en el momento que se los pides, la consecuencia puede ser 15 minutos menos al día siguiente. Cumple la consecuencia y verás que no vuelven a ignorarte.
  5. Refuerza con un comentario positivo los momentos en que sigan la instrucción en el momento.  Cuando apaguen la televisión en el momento o se vayan a bañar cuando tú lo pediste no olvides reconocer que lo hicieron bien, simplemente le puedes decir “gracias por irte a bañar cuando te lo pedí o buen trabajo”.

La comunicación es un arte que vamos aprendiendo día con día, no nos desgastemos cuando nuestros hijos hagan las cosas a su manera e intentemos ser claras al pedir las cosas. Elige tus batallas y establece reglas claras en casa.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en crianza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *