Madres agobiadas siempre

Madres agobiadas siempre

¿Será que las mamás vivimos agobiadas siempre?

Últimamente he escuchado que el agotamiento es la nueva enfermedad de las mujeres que rondamos los 40 años, sin embargo observando a mi alrededor hay mamás de todas las edades que las veo agobiadas y agotadas siempre.

El ser mamá potencializa al máximo el perfeccionismo y queremos dar lo mejor en cada uno de nuestros roles. Al exigirnos tanto vamos por la vida con agobio por todo y los temas centrales suelen ser:

  • Si estamos educando bien a nuestros hijos
  • Si no estamos lo suficientemente presentes en su vida
  • Si estamos demasiado tiempo con ellos
  • Si los estamos alimentando bien
  • Si estamos creciendo profesionalmente como debemos
  • Si es demasiado el tiempo que pasamos fuera por viajes de trabajo
  • Si el ejemplo que damos es bueno
  • Si atendemos bien o no a nuestra pareja
  • Tiempo para nosotras, ¿cuál? a veces es inexistente

Y la lista es interminable y en lugar de vivir un día a la vez con una sonrisa parece que vamos cargando el mundo mientras la vida se nos va entre los dedos. Creo que la palabra agobio no tiene que ir de la mano con la maternidad.

Volvamos un poco la mirada al pasado y creo que las mujeres tenían preocupaciones pero no vivían agobiadas cada día. Nuestra generación de mujeres empoderadas tiene muchas ventajas, pero estamos dejando de vivirlas al querer abarcar de más y terminamos exhaustas sintiendo que no damos todo lo que podríamos en cada uno de nuestros roles.

Hay que definir prioridades y ponernos metas realistas para no agobiarnos. Hay que aceptar que no somos perfectas y estamos aprendiendo a ser madres, la responsabilidad es inmensa pues estamos experimentando con seres humanos pero si las intenciones son las mejores y existe amor el resultado debe ser positivo.

Aceptemos nuestras limitaciones y cuando el agobio sea parte ya de nuestro vocabulario pongamos un alto y sentémonos con una amiga a sacar la lista infinita de pendientes y preocupaciones. Necesitamos tiempo para sacarlo de nuestro sistema, reírnos un poco y después con calma encontrar cuáles son nuestras prioridades.

Si ya no puedes con el agobio y te sientes exhausta de verdad date tiempo para pensar qué es lo que quieres de tu vida.  Tener una conversación existencialista cuando estamos hasta el tope de trabajo, puede visualizarse de una manera utópica, pero si no nos detenemos seguiremos cargando la vida en lugar de vivirla.

Disfrutemos la maternidad y el ser mujer al máximo, deténganse un poco para ver lo que realmente quieren y no tengan miedo de pedirle ayuda a una amiga. ¿Se consideran ustedes madres agobiadas y exhaustas? Me encantaría leerlas.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en mamás. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Madres agobiadas siempre

  1. elena dijo:

    Oh si!, justamente escribí de eso hace algunos días también. Nos empoderamos pero nos obligamos a querer sobresalir en todas estas áreas de oportunidad que ahora tiene una mujer solo para merecernos el título de mamá-triunfadora o yo que sé, y es abrumador. Como si la maternidad no fuera suficiente. Tal vez deberíamos bajarle dos rayitas a la intensidad del empoderamiento y como tu dices hacer lista de prioridades según la etapa de la vida en la que estés, porque Hey! tal vez ahora no quieras conquistar el mundo, pero tal vez en 5 años cambie el asunto cuando tu rutina sea diferente y te sientas más inspirada, no? Las opciones van a estar ahí, podemos ir agarrándolas de una en una o de dos en dos y no todas de a montón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *