8 cosas que quiero hacer con mis hijos en vacaciones

8 cosas que quiero hacer con mis hijos en vacaciones

Estas vacaciones quiero disfrutar a mis hijos y al menos hacer estas 8 actividades con ellos.

La vida diaria está llena de rutina y de cosas simples que nos llenan de felicidad solo que muchas veces no los percibimos de esa manera. Los horarios de la escuela, las clases extras, el correr para llegar a la oficina y el cansancio que se va acumulando en nuestros cuerpos nos hace perder de vista estos pequeños momentos que hacen la diferencia.

Las vacaciones nos ofrecen la oportunidad de relajar un poco esa estructura tan necesaria en el crecimiento de nuestros hijos y a mí me encanta estirar este periodo lo más que se puede, incluso intento que la última semana sea realmente especial y hacemos pequeñas locuras que disfrutamos mucho con los niños.

El ir a desayunar con mis hijos a su lugar favorito un viernes antes de entrar a clases ya es un clásico, pero estos días también quiero hacer algunas cosas más con los pequeños. Quiero darles muchos besos, estar con ellos y quiero:

  1. Prepararles su comida favorita
  2. Darles un día a cada uno para que elijan lo que haremos, a dónde quieren ir, que vamos a comer, un día especial diseñado por ellos y compartido en familia
  3. Comernos un helado, tomar un café o su postre favorito a deshoras, sin importar si el hambre se les va para la hora de la comida
  4. Llevarlos al parque olvidándome del celular y solo dedicarme a jugar con ellos
  5. Quedarnos un día hasta muy tarde viendo películas o elegir ese horario en el cine que nunca escogeríamos en semanas de colegio
  6. Cantar, bailar y enseñarles la música que me gusta y dejar que ellos me compartan la suya
  7. Jugar a las escondidas sin límite de tiempo
  8. Andar en bicicleta y rematar el paseo con algo que se nos antoje en el camino

Si se fijan estás son actividades nada fuera de lo común, pero que estoy segura que nos pintaran una sonrisa en la cara y crearan recuerdos especiales con los niños. Estás pequeñas locuras las debemos incluir en nuestra vida de vez en cuando y no solo dejarlas para las vacaciones.

La niñez de nuestros hijos tiene fecha de caducidad, a llenarla de amor, estructura con esos días excepcionales en los que las reglas se rompen para permitir que la espontaneidad nos tome por sorpresa.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en niños. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *