viaje de sueño en Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancún

Nuestro viaje de sueño en Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancún

Todos las experiencias de viaje son buenas pero hay viajes que quedan en nuestra memoria para siempre, nuestro viaje de sueño fue en Grand Fiesta Americana Coral Beach Cancún.

No importa cuanto tiempo pase, cuando queremos referirnos a nuestra mejor experiencia en la playa coincidimos en esos días que nos sentimos en casa en el Grand Coral Beach.

Fueron días mágicos en los que ni siquiera dejamos el hotel ni tuvimos la necesidad de recorrer el hermoso destino que es Cancún.

Cada que tienen oportunidad los niños nos piden regresar y recuerdan detalles que pensarías que pasan desapercibidos por ellos.

Los días comenzaban con un delicioso desayuno con vista al mar, un festín en opciones saludables y otras deliciosamente culposas.

Pasábamos el día con los niños en la playa o en la alberca y cuando se aburrían de los papás iban a disfrutar de alguna actividad en el Kidz Club donde los niños tienen actividades muy didácticas y divertidas.

Papá y mamá nos consentimos con una visita al Gem Spa donde disfrutamos de un delicioso masaje en pareja y tiempo para nosotros.

Grand Coral Beach es sinónimo de sentirnos en casa. México se caracteriza por el buen servicio en general sin embargo en este lugar se nota que la gente disfruta su trabajo y esta lista para dar el extra.

Las opciones de comida son deliciosas y muy variadas. Disfrutas de algo muy rico tomando el sol en la piscina o una cena en la playa observando la puesta del sol.

México se pone en alto en el restaurante La Joya. Mientras te deleitas de una deliciosa comida mexicana la música e imágenes de nuestro país llenan tus ojos.

Esa noche es mágica para nacionales y extranjeros. Como mexicano te sientes orgulloso de tus raíces y como extranjero te llevas un pedazo de México en los sentidos.

Cenas a la orilla de la playa, tardes de risas y juego con los niños, momentos románticos y comida deliciosa son recuerdos que siempre vienen a nuestra memoria.

 

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en viajes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *