La vida en rosa o azul…

La vida en rosa o azul…

La vida en rosa o azul es un texto delicioso de nuestra invitada especial Mariana Lira…

Cuando la maternidad te da la bienvenida la vida cambia y los colores también, ahora etiquetarás menos y estarás más abierta a nuevos conocimientos.

Vivirás una vida en rosa, azul o sus derivados dependiendo tu estado de ánimo y también la ubicación de Mercurio.

Y menciono a Mercurio porque en esos momentos en donde estés por perder la cabeza, calma y sientas que el corazón te da vueltas intentarás encontrar una explicación lo más cercana a la ciencia para no diagnosticarte con locura extrema.

Esa maternidad que de niña imaginabas en tonalidades pastel en dónde era de lo más divertido cambiar pañales, alimentar al bebé, taparlo, pasearlo y bañarlo descubrirás que tiene olores, matices y sin sabores que jamás estaremos lo suficientemente preparadas para sobre llevarlos sin que en ocasiones se nos parta el corazón o nos pase factura alta el don de la paciencia.

Las emociones se maximizan y con ellas la responsabilidad no sólo de ser una mamá guía, sino la persona con la gran tarea de no perderte entre los tenis, las finanzas del hogar, el jabón de trastes y los tuppers del lunch.

La maternidad te lleva a catafixiar las mariposas en el estómago por la sensación de revoltura en el estómago parecido a un paseo en montaña rusa al mirar el filo de la esquina de la mesa de centro y localizar un punto de peligro para tu pequeño que recién está comenzando a caminar.

También cambiará la forma en la que miras a tu príncipe azul y descubres que cabalga en un pony y lleva biberón en mano.

Sí, la maternidad nos lleva a un estado de vivir en rosa, azul y sus derivados.

Nos convertimos en arquitectas de una vida en familia, en ingenieras civiles de ciudades de cubos y en sin lugar a dudas diseñadoras de modas que cumplen cabalmente con especificaciones de disfraces escolares.

“Nadie te prepara correctamente para la maternidad, se vive de una forma no tan glamurosa como la jugabas de niña, pero si bien es cierto, se disfruta de una manera inexplicable”.

Vivir en rosa, azul y sus derivados es parte de una evolución como mujer y líder de familia que implicará el cuádruple de tus facultades físicas, emocionales y mentales pero que sin lugar a dudas vale la pena.

Cuando sientas que tu vaso está por derramarse échale la culpa a Mercurio, inhala, exhala y ponte los tacones, siempre se ven las cosas distintas “desde las alturas”.

Al final la vida es del color que elijas y decidas vestirla y gozarla.

Mariana Lira es nuestra invitada de lujo de hoy y pueden encontrar su artículo en la sección de Otras Voces.

Mariana escribe en Mamá Fan y Moustique pero también la pueden seguir en sus redes sociales: Twitter, Instagram y FB

 

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en Otras voces, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *