Ideas para que los niños decoren su propia habitacion

Ideas para que los niños decoren su propia habitación

Los beneficios de que los niños decoren su propia habitación son muchos. Sin darme cuenta mis hijos le fueron dando un toque personal a su habitación y han creado su propio espacio.

Es impresionante la diversidad de materiales de decoración para niños que podemos encontrar. Cada vez más hay materiales que no dejan marcas en las paredes o en los muebles y son además fáciles de poner.

Al elegir este tipo de materiales les permitimos a los niños ser creativos y sentirse más cómodos y contentos en su habitación.

Antes de darles rienda suelta a su creatividad, debemos establecer algunas reglas muy claras para que ellos sepan dónde, cómo y qué está permitido. Sin esto corremos el riesgo de encontrar nuestra sala decorada de super héroes y princesas.

Hay que recordarles también la importancia de cuidar nuestra casa y muebles, así como ser muy específicos a la hora de hablar de materiales, lugares, muebles y habitaciones permitidas para decorar.

Las paredes blancas y muebles de madera de las habitaciones de mis hijos se han llenado de color gracias a su presencia, juguetes, accesorios y algunos cuadros.

Y ahora que exploran su etapa creativa me encanta ver cómo distinguen los cajones de juguetes de los que son de ropa, por poner un ejemplo.

Comparto con ustedes algunos consejos para que sus hijos puedan decorar su propia habitación y ustedes estén tranquilas.

  • Corchos en la pared o un rectángulo de “unicel”: aquí los niños decidirán qué fotos quieren poner, la mascota favorita, los recortes de revista que les gustaron o simplemente un dibujo hecho por ellos mismos.
  • Decoración de pared o muebles con calcomanías quita-pon: hay materiales no tóxicos y que no dañan los muebles que son ideales para que los niños decoren de manera temporal con su personaje o motivo favorito del momento. Además los pueden quitar y poner varias veces y van modificando la decoración según se van sintiendo.
  • Ubicación de los muebles: siempre me ha gustado mover los muebles de la casa para sentirla renovada y la habitación de los niños no es la excepción. Invita a tus hijos a decidir cuál sería el mejor lugar para su cama, la cajonera, etc. Claro, siempre prevalecerá el sentido común del adulto, pero involucrarlos los hace sentir muy bien.
  • Creatividad en la pared: es difícil evitar tener al menos un “Picasso” de nuestros pequeños en alguna pared; se me hace genial la idea de adaptar un pedazo a la altura de los niños para que sea su lugar de expresión. Hay materiales muy fáciles de aplicar que ayudan a que la apariencia sea como de pizarrón; de esta manera quitamos un poco el ansia de buscar paredes para expresarse. Después de un tiempo se puede quitar y se pinta la pared.
  • Permitirles pegar con cinta adhesiva dibujos o pósteres que ellos elijan.
  • La decoración de la puerta es otro espacio que pueden utilizar los niños, incluso para decirnos a través de un dibujo su estado de ánimo. Cuando crecen comienzan con los permisos de quién puede y no entrar.

Cuando un niño decora debe ser supervisado por un adulto, pero si sabemos de antemano que son materiales no tóxicos y no dañarán nuestros muebles ni la casa, la tranquilidad está de nuestro lado.

Estás son solo unas pequeñas ideas que hemos probado en casa y no saben la ilusión que les hace ser dueños de su propio espacio. Al darles la libertad para crear también les hablamos de la responsabilidad de cuidar su habitación.

Imagen

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en decoración, niños. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *