Personalizando tu arbol de navidad

Personalizando tu árbol de navidad

Poner el árbol de Navidad en casa es toda una tradición que nos gusta repetir cada año: la familia reunida mientras escucha villancicos, cajas por todos lados y, por supuesto, el futbol americano en la pantalla de la tele sin sonido.

La casa comienza a respirar ese ambiente de paz y calidez tan típico de esta época. Cuando llegamos al momento de colocar los adornos, realizamos una tradición adicional que quiero compartir con ustedes.

¿Qué les parecería adornar el árbol de Navidad con objetos que simbolicen la amistad entre amigas o el crecimiento de tus hijos? ¿Qué tal darle un sentido adicional a todos los ornamentos?

Pueden sumar tradiciones que reflejen a la familia o nuestras amistades; es ahí donde el festejo de la Navidad se fortalece.

Hay a quien le gusta vestir su árbol de un color diferente cada año. Otros eligen un personaje y hay quien suma adornos a través de los años.

Si les gusta vestir su árbol con un motivo diferente cada vez y tienen amigas que acostumbran esto, podrían hacer intercambios. Si vistes tu árbol de blanco este año y tu amiga de azul, el próximo podrían prestarse todo el decorado y tener un árbol con color distinto.

Si quieren ponerle un toque adicional de amistad quiero compartirles una tradición que inició una amiga hace años. Cada año nos invita a un brindis en su casa y nos pide que compremos un adorno para cada una de las asistentes. Son adornos iguales, los envolvemos y ponemos en una bota.

Por lo general somos diez amigas, así que cada bota lleva 10 adornos iguales envueltos. Al momento de recibir nuestra bota durante el brindis, cada una de tiene 10 adornos distintos que representan a nuestras amigas.

Otra versión es reunirse entre amigas y que cada una lleve un adorno especial envuelto. Después se organiza un intercambio y cada una se va a casa con un adorno que le recordará a la persona que se lo dio ese año.

Para incluir a nuestros pequeños podemos invitarlos a hacer alguna manualidad que puedan colgar en el árbol o adornar la casa. En casa hemos hecho picaportes o hemos plasmado las huellas de los niños en esferas grandes que después ponemos como centro de mesa.

Los adornos no deben significar un gasto excesivo. Si deciden comprar los adornos iguales para las amigas, pueden elegir algo bonito y económico o incluso hacerlos ustedes mismas si tienen el don de la creatividad.

La Navidad por si sola tiene una sensación de calidez y amor que me encanta. Al agregarle la amistad y las creaciones de nuestros hijos hacen que la tradición anual de poner el árbol se llene de un sentido adicional.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en tradiciones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *