Juego de compararse en las redes sociales

El juego de compararse en las redes sociales

Hace algunos meses leí un artículo que me llamó la atención acerca de la vida perfecta que todos mostramos en Facebook y lo mucho que se sentían agredidas algunas madres al ver las fotos de vidas aparentemente ideales de otras, mientras ellas estaban ojerosas con el niño enfermo en casa.

¿Se han sentido agredidas, envidiosas o deseosas de otra vida por las publicaciones de sus “amigos” en Facebook? En lo personal no es mi caso, pero tampoco lo uso mucho y principalmente lo hago para compartir fotos con mi hermana y chismorrear un poco en la vida de los pocos contactos que tengo como amigos.

Las fotos que sueles compartir, normalmente son las mejores, en las que te ves muy bien o estás pasando un momento increíble. Lo cual se me hace muy lógico, ¿quién se saca una foto de lo mal que se ve al levantarse y la publica? Habrá quien lo haga, pero son minoría.

Por ahí dicen que nadie es tan guapo como la foto de Facebook ni tan feo como aparece en una identificación oficial. Nos gusta compartir, obviamente, el mejor momento del día: las vacaciones, el pastel que preparamos y quedó delicioso, los nuevos zapatos que te compraste y una infinidad de cosas. Lo cual me hace sentido, lo que no es la angustia que supone a ciertas personas.

Facebook es solo un medio para compartir y cada quien decide su finalidad. En el caso de los bebés o niños, las comparaciones pueden ser infinitas: si el bebé se sienta, gatea, dijo su primera palabra o ganó un premio. Hay quienes deciden celebrar ese momento con “su amiga” y otras comparan a su pequeño que puede ir mejor o peor.

Las comparaciones siempre han existido. Ahora utilizamos las redes sociales, pero antes se hacían en una plática de café, por teléfono o en la fila para pagar algo. Ahora quizá la tecnología lo haga más visible con la manía de los check in, por los que te enteras del restaurante donde comen, el concierto al que asisten, la ciudad que visitan, etc.

¿Serán realmente las redes sociales las que hacen que nos sintamos así o somos nosotras mismas que nos comparamos y encontramos el mejor medio para hacerlo a través de ellas? Si lo tuyo es ver qué tan verde es el jardín del vecino, las redes sociales son el mejor medio porque tienes todo el detalle a través de las fotos, pero quien compara y toma la decisión de sentirse de cierta manera eres tú.

Creo que al final cada una debe vivir su vida sin importar la del otro. Si viste mejor o tiene un niño que aparenta estar más educado que el tuyo, bien por ella y que sigua así; tú busca esa felicidad en tu día sin la necesidad de compararte con nadie.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *