mis abrazos tienen el poder de hacerte feliz

Mis abrazos tienen el poder de hacerte feliz

Debo confesar que siempre he sabido lo alentador que puede ser el abrazo de un ser querido, sin embargo no descubrí el poder real de un abrazo hasta el momento en que me convertí en mamá.

Ahora sé que con mis brazos puedo curar dolores intensos, miedos, cansancio, pesadillas, hambre, desesperación y muchas cosas más. Me siento una princesa más poderosa desde que lo descubrí y es algo que no solo le hace bien a los niños, sino a cualquier persona que se los otorgas.

El cariño tiene la capacidad de hacer sentir bien al otro y a ti misma y me hace bien comprobarlo. No vayan a pensar que soy la persona más melosa del mundo, por el contrario soy bastante seca, pero he descubierto que hay pequeños detalles que hacen que cualquier persona se sienta mejor.

Esos detalles pueden hacer la magia cuando los incluyes en la rutina diaria con tu pareja, con tu familia, con las personas que trabajas, con tus amigos e incluso con los desconocidos. Cada vez que doy un abrazo reafirmo que soy una princesa que puede brindar mucho amor y bondad.

No, tampoco les digo que vayan abrazando extraños por la vida, sino que sean amables cuando puedan y den muestra de esa capacidad inmensa que tiene el ser humano de sentir cariño por los otros.

Ahora sumo otro concepto a mi reflexión, mi hija me preguntaba el otro día si una princesa podía ser cariñosa o tenía que seguir todas las reglas protocolarias que le imponían.

Y yo ni tarda ni perezosa le conteste que para nada, somos princesas al ser nosotros mismas y el ser princesa es sentirnos bien con nosotras mismas y como resultado darles cariño a los demás.

En mi personal punto de vista lejos quedaron las imágenes frías y aburridas de princesas que solo vivían para vivir las reglas, ahora somos mujeres reales, con sueños que perseguir y libertad para expresar lo que sentimos y queremos.

El cariño es una fortaleza que a veces da un poco de miedo, si en la vida nos han hecho daño el volver a confiar es difícil pero vale la pena.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en crianza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *