crea un vinculo antes de corregir a los niños

Crea un vínculo antes de corregir a los niños

Antes que cambiar los límites o reglas en casa, debemos asegurarnos de tener un vínculo de amor y de confianza con nuestros hijos.

Hay épocas en nuestra vida de madre que las cosas pasan ligeras y pareciera que tuviéramos los hijos perfectos y nosotros fuéramos esas mamás que todo lo saben y cada uno de los días terminan sin complicaciones.

Sin embargo, hay otros meses en los que pareciera que nada funciona y estamos demasiado cansadas para corregir a nuestros hijos cuando lo necesitan y cedemos a sus mínimos deseos con tal de no escuchar la cantaleta. Hay días que cedemos y otras nos enfurecemos, dándoles mensajes contrapuestos que confunden a los niños.

Mientras cedemos y no ponemos límites aparentemente, nuestros hijos parecen estar obteniendo todo lo que necesitan y quieren. Hasta que llega el momento en que nos damos cuenta que un niño para crecer necesita límites impuestos con amor.

Si tenemos años, meses o semanas sin límites no podemos llegar a imponerlos, sin antes enmendar el vínculo que perdimos en ese periodo de confusión y crianza a la deriva. Ya me imagino la cara del niño que podía ver toda la tarde la televisión, cuando mamá le cuenta la nueva noticia y solo podrá ver máximo 2 horas diarias.

Basándome en el ejemplo de la televisión, si queremos un resultado positivo de esos nuevos límites, primero tenemos que comenzar de cero con nuestro hijo, dedicándole tiempo por las tardes, creando un vínculo y después comenzar de manera amorosa a poner las nuevas reglas del juego.

Si imponemos límites que no existían………

Continua leyendo el artículo completo dando clic aquí.

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en crianza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *