No existen los principes azules

No existen los príncipes azules

Me encantan las historias de princesas y príncipes azules, las historias de películas en las que lloras y te enamoras, en las que llegan hombres apuestos a salvarte de cualquier apuro o a limpiarte las lágrimas cuando más lo necesitas.

La realidad dista mucho de los cuentos y hay quien dice que las historias de hadas nos hacen daño y nos hacen creer en relaciones irreales. Yo estoy en desacuerdo con esta idea ya que pienso que hay una edad para sentirte princesa, creer en las hadas y ser niña.

La educación en casa, tus propias vivencias y los ejemplos de tus padres y a tu alrededor te irán convirtiendo en la mujer que eres hoy. Una mujer con virtudes y defectos, búsquedas, dudas, alegrías, pasiones y con muchas o pocas ganas de vivir.

No hay hombres perfectos, así como tampoco lo somos nosotras, no hay príncipes azules así como tampoco nosotras somos princesas de sueño, lo que sí existe son hombres y mujeres reales que deciden crear una vida juntos en la que pretenden ser felices.

Es genial reunirnos entre amigas a platicar acerca de los hombres, a reírnos de esas puntadas tan características de su género que nos pueden volver locas y no me refiero locura de amor o alegría.

Si estas esperando al hombre apuesto que llegará con el mejor coche y estará dispuesto a tus pies solo porque si, que te cantará canciones románticas cada día y que será feliz de cambiar los pañales de los bebés, creo que te has equivocado.

Sigue leyendo el artículo completo aquí….

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en pareja, parejas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *