Mi mejor espejo eres tú

Mi mejor espejo eres tú

El ser madre o padre es un regalo que nos da la vida que trae incluido grandes satisfacciones, mucho amor, pero sobre todo una responsabilidad que a veces se ve diluida en la rutina aunque siempre está presente.

Me encanta observar a mis hijos, verlos reír, llenarlos de besos, escuchar cómo se expresan, pero son los momentos en que tienen actitudes conflictivas los que me hacen reflexionar más. Recuerdo hace ya unos años cuando Mateo y Miranda jugaban en una habitación contigua.

Ese día en específico sus muñecos la estaban pasando mal y había conflicto, levantamiento de voces y escuche claro como repetían una frase que yo había estado diciendo toda la semana. Me detuve en seco, los niños estaban absorbiendo mis propios conflictos y yo sin darme cuenta, había convertido en una rutina el levantar la voz por unos días.

Fue muy duro darme cuenta que así como los influimos en actitudes positivas también absorben como esponjas los momentos o hábitos negativos que tenemos. Cambie la rutina en casa y no paso mucho para que escuchara risas y frases amables entre los muñecos durante el juego.

Sigue leyendo todo el artículo aquí…..

Fotografía

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *