Quiero que mis hijos me extrañen hoy

Quiero que mis hijos me extrañen hoy

Últimamente no sé si es sentimentalismo de mi parte o simple realidad pero me doy cuenta que mis hijos dan por sentado todo lo que hago por ellos sin valorarlo del todo y ante esta sensación solo quisiera que mis hijos me extrañen un poco.

A la buena vida nos acostumbramos todos y una característica de los humanos es extrañar las cosas hasta que no las tienes, ya la vida me ha dado algunos ejemplos pero debo aceptar que la edad tiene mucho que ver con estas circunstancias.

Amo a mis hijos y muy a pesar de los días de cansancio y tedio por la rutina me encanta poder cuidarlos y dedicarme a ellos. Sin embargo me encantaría que se dieran cuenta de esos detalles que agradecen muy a la ligera o simplemente los tienen asumidos en el paquete de ser hijo o hija.

Al escribir estas líneas no dejo de pensar en mi madre y seguro ella sintió lo mismo en alguna parte de la vida y yo fui también una niña que dio por sentado cada detalle que ella preparaba con cariño y otros días con un poco de aburrimiento.

Hoy quisiera que mis hijos extrañaran ese refrigerio preparado con cariño pensando en lo que les gusta y los nutre al mismo tiempo, esa cama hecha cuando regresan de casa y la ropa limpia guardada en los cajones.

Hoy me encantaría que extrañaran la comida caliente cuando llegan del colegio, la sonrisa que les da la bienvenida cuando salen de la escuela, la mano que los ayuda o la persona que responde cada que gritan mamá sin importar la hora que sea.

Me gustaría que echaran en falta por unas horas al menos esa persona que los llena de besos y abrazos y que lucha cada día por ser la mejor versión de si misma y estar lo más presente posible.

Hoy me siento poco valorada en casa, quizá no sea cosa de mis hijos sino una fase más de esas crisis que vamos viviendo a lo largo de nuestra vida pero sé que un poco de retribución por esa labor diaria y callada me vendría bien.

El amor que me tienen mis hijos existe y es ineludible, sé que me quieren y saben que esas pequeñas cosas las preparan mamá. Sé que estos pequeños detalles diarios serán valorados el día que se enfrenten solos a prepararse su primer comida, a hacerse cargo de su ropa, de su día; cuando sean autosuficientes lo valorarán y lo agradecerán pero yo necesito hoy esa mirada de agradecimiento y cariño.

Fotografía fotolia.com

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en mamás, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *