Consumo Inteligente con Amex Gold Elite Card

Mi consumo inteligente con American Express Gold Elite Card

Tu tarjeta de crédito puede ser tu aliada si aprendes a practicar un consumo inteligente en cada una de tus compras y hoy quiero hablarles de algunos consejos que me han ayudado a hacerlo.

Debo confesar que soy muy ordenada en mis gastos, tengo un presupuesto mensual que voy revisando semana a semana y mis gastos con tarjeta de crédito suelen ser para compras planeadas y muchas veces utilizo los meses sin intereses para las mismas.

Mi experiencia con la tarjeta de crédito American Express Gold Elite viene ya desde hace años y fue mi segunda tarjeta de crédito propia, es decir, no adicional de mi papá como en mis años mozos o adicional de mi pareja.

Es muy importante ir construyendo un historial de crédito propio y sano pues nunca sabremos cuando necesitaremos o estaremos listos para obtener un préstamo de mayores dimensiones así que me di a la tarea desde joven de tener mi propia aventura con mis tarjetas de crédito.

Saben que me encanta viajar y para esto suelo utilizar mi tarjeta muchas veces, ando cazando los meses sin intereses para mis viajes que ya tengo planeados y de esta manera no me descapitalizo de un jalón y voy desembolsando pequeñas cantidades. La mayoría de las veces cuando viajo los gastos fuertes ya están cubiertos.

Adicional a esto hace unas semanas recibí las nuevas condiciones de la American Express Gold Elite y estoy encantada sobre todo con una de ellas. Tenemos 6 mensualidades sin intereses en compras mayores a 1,200 pesos, 20% de descuento si compramos de 1,500 o más en H&M, bebida de cortesía en Starbucks, Membresía Linio sin costo y descuento en Cinemex, entre otras cosas. No olviden leer las condiciones y demás promociones.

Con esto no les digo que salgan como desesperadas a topar su tarjeta de crédito, no por el contrario, estamos hablando de aprender a tener consumo inteligente. Así que si planeas salir de viaje en vacaciones de verano, analiza cuál de tus gastos te conviene firmarlo con tu tarjeta y que apliquen los meses sin intereses.

Si pensabas comprar ropa para la familia, los gastos de inscripción de la escuela y sobre todo los imprevistos que nunca suelen tener meses sin intereses. Piensa en una cirugía, una visita a urgencias o remodelaciones en casa.

Antes de realizar cualquier gasto haz tu presupuesto, los meses sin intereses pueden ser una salvación si los utilizas de manera correcta y cuando vayas de compras siempre lleva una lista y respétala. Insisto, tu tarjeta puede ser tu mejor aliada si aprendes a gastar de manera inteligente y a no endeudarte más de la cuenta.

Las opiniones y textos son míos, el artículo es patrocinado.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en economía familiar. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *