Tomando leche en familia

Tomando leche en familia

Hay alimentos que nos remontan a momentos familiares importantes en nuestras vidas, momentos que se quedan en el recuerdo no por la trascendencia del evento sino por la cotidianidad del mismo.

Mi niñez estuvo acompañada de vasos de leche a la hora del desayuno y de chocolates calientes para las noches frías preparados por mi papá. Recuerdo cómo lo esperábamos a que llegará del consultorio para que nos preparara un delicioso chocolate caliente con la olla y el molinillo de madera. Mi mamá nos servía la leche fría porque después de haber sido la encargada de hervir la leche cuando era joven había decidido que nunca más lo haría.

Ahora como mamá debo confesar que la leche también es parte de los momentos familiares en casa. El chocolate caliente es también un clásico con mis hijos, esperan la tarde lluviosa para pedirlo y se sientan a mi lado mientras lo preparo.

La cocina para mí es una genial manera de compartir con mis hijos además de enseñarlos a ser independientes. Desde pequeños los he ido incorporando a diferentes actividades en la cocina cuidando siempre las reglas de oro de seguridad para evitar accidentes.

De más pequeños eran los encargados de traer los ingredientes para preparar la receta y hornear un pastel. Recuerdo cómo con sus manitas tomaban la leche, harina, huevo, vainilla, etc., e iban dando varias vueltas hasta tener todo preparado.

Ahora, han crecido y ellos mismos leen la receta y se organizan para tener todo a la mano y se turnan para ir incorporando los ingredientes. La leche forma parte de nuestra familia y encuentros entre amigos, quién no recuerda con qué acompañamos una deliciosa rosca de reyes o el pan de muertos. En casa de la bisabuela no puede faltar una avena con leche preparada con su receta secreta.

El consumo en casa es ahora distinto al que tenían nuestros padres, me gusta la diversidad y también el tener distintos tipos de leches para distintas ocasiones. He leído mucho acerca de la diversidad y de los beneficios de otros tipos de leche pero la leche de vaca sigue siendo la favorita en casa de mis hijos, mis sobrinos adolescentes y mi esposo.

Es impresionante cómo un solo ingrediente además de nutrirte te trae recuerdos de tu vida, momentos cálidos que vivimos alrededor de la comida y que espero estar construyendo para que mis hijos los recuerden con el mismo cariño.

Fotografía fotolia.com

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en alimentación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *