Madres trabajadoras

El poder de superheroína de las madres trabajadoras

Por Edith Gómez

Con el paso de los años ha ido creciendo el número de madres que trabajan fuera de casa. A decir verdad, para la gran mayoría esto se convierte en un caos donde se hace imposible la combinación de todas las tareas cotidianas: el trabajo, ser esposa, amiga, mantenerse en forma, esbelta, y al momento en que los niños llegan a la casa, ser excelente madre.

Algo de todo esto te resultará familiar, ¿verdad? Sabemos que esto es un desafío y que la mujer es multitarea por naturaleza, pero el mayor reto siempre será combinar el trabajo con el cuidado de los niños.

Todos estos problemas pueden ocasionar un nivel de estrés alto, lo que conlleva a un malestar general y enfermedades. Existe un secreto para prevenirlas y este consiste en una serie de pasos para saber organizarse y saber delegar actividades de menor importancia.

Consejos para una mejor organización y no perder la cabeza

  1. Organiza tu jornada y sácale el máximo provecho. Si en tu trabajo tienes la ventaja de no llegar temprano, sería útil madrugar un poco más para poder organizar tu día. Debes enlistar las actividades que tengas pendientes para una mayor organización, priorizando las actividades más importantes por realizar.
  2. Pide ayuda a tu pareja. La comunicación en el matrimonio es básica y vital, por lo que deberás hablar con tu pareja acerca de las tareas y horarios, para que exista un equilibrio y logres un estilo de vida más sencillo y llevadero. Con paciencia deberás enseñarle a hacer las cosas que él no sepa hacer, y con el tiempo él aprenderá y esto beneficiará a tu familia.
  3. Busca ayuda en amigos, familiares o profesionales. Es válido solicitar ayuda a tus amigos y familiares. Cuando es necesario y tienes las posibilidades, puedes contratar a alguien que cuide a tus hijos. En especial, al inicio los cuidados son mayores y, por ende, el estrés se incrementa.
  4. Trabajar en casa puede ser una alternativa. ¿Has considerado trabajar desde tu casa? Es una posibilidad con enormes ventajas: tienes más tiempo para estar con tus hijos, no requieres de una persona para que los cuide y no gastas en guardería. Pero también existen algunas desventajas que conllevan a responder llamadas, atender visitas sorpresa, entre otras distracciones.
  5. Acondiciona tu propia oficina en casa. Es muy importante que en tu casa tengas un espacio propio como en una oficina, así que escoge un cuarto que generalmente no sea utilizado y rediséñalo (escritorio y ordenador). Cuando empieces a trabajar y tus hijos vean eso, se acostumbrarán a verte trabajando y no querrán distraerte.
  6. Tiempo para ti misma. Es necesario que encuentres un balance, así que debes dedicarte un tiempo para ti. Dedica tiempo a algo que te guste o apasione, consiéntete un poco, por ejemplo: date un baño caliente, sal a ejercitarte o lee ese libro que acabas de empezar. ¡Dedica algo de tiempo para ti misma!
  7. Descansa bien. Es vital descansar para que durante el día tengas ánimo y energía, así que debemos dormir entre 7 u 8 horas diarias, tener una buena alimentación y organizar debidamente las actividades. En los fines de semana puedes dejar atrás los compromisos innecesarios y pasar más tiempo con tu familia y amigos, ¡esto te hará recargar baterías! De esa manera serás capaz de manejar mejor las dificultades e imprevistos que aparezcan a lo largo de la semana.
  8. No te sientas culpable. Deja de sentirte culpable por creer que no les das la atención necesaria a tus hijos, por dedicarle tanto tiempo a tu trabajo, y reflexiona acerca del futuro mejor que les darás. Así que deja de quejarte y analiza que te sacrificas por ellos.

Descripción del autor: Edith Gómez es editora en Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. También escribe en Muy Interesante, El Mexicano y En femenino. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos.

Twitter: @edigomben

Share to Google Plus
Más galerías | 1 comentario
Esta entrada fue publicada en mamás, Otras voces. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El poder de superheroína de las madres trabajadoras

  1. Mariana dijo:

    ¡excelente articulo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *