El olfato y los recuerdos agradables de tus hijos

El olfato y los recuerdos agradables de tus hijos

El cuerpo humano es maravilloso y es impresionante como el olfato esta presente como uno de los primeros vínculo de reconocimiento entre el recién nacido y la madre.

Como recuerdo en una ocasión que tuve que dejar mi bebé con una amiga por una hora y como ella, experimentada cuidadora, me pidió que le dejara mi pijama para ponérsela en el hombro cuando el bebé despertará y pudiera oler la cercanía de mamá.

Durante las primeras semanas de vida, el cerebro del bebé comienza a hacer asociaciones aprendidas entre esencia y contexto emocional en el que experimentó el olor.

Normalmente cuando vemos o escuchamos algo las señales son enviadas al tálamo que funciona como barrera protectora antes de ser procesadas en el cerebro. Sin embargo, con el olor funciona diferente, ya que las señales son transmitidas por un área del cerebro llamada bulbo olfatorio que procesa los olores sin detenerse en la barrera protectora.

Esta área procesadora de la esencia se encuentra conectada a las partes del cerebro que son responsables de nuestras emociones y memoria y como resultado, el olor activa estas regiones de forma más rápida y desencadena recuerdos emocionalmente más intensos que otros sentidos.

Ahora comprendo mejor el porque al oler un perfume, galletas recién horneadas, olor a canela o café me hacen viajar de inmediato a recuerdos de mi infancia, a ciertas épocas de mi vida o me traen a una persona en específico.

Nunca me había puesto a pensar en la importancia y la influencia que tienen los olores en los recuerdos de nuestros hijos de su infancia. Ahora con más cariño recuerdo los productos de bebé que solía utilizar con mis hijos y como solo al olerlos viajo en el tiempo.

Creo que todos creamos momentos mágicos a través de los olores de nuestra casa, de los alimentos que servimos en la mesa y de nuestro propio olor pero no nos percatamos del gran poder que tiene en nuestra memoria y en la de nuestros hijos.

Foto flickr.com

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en bebés, niños. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *