El espíritu de la Navidad de los niños

El espíritu de la Navidad de los niños

La navidad es una de mis épocas favoritas del año pero debo de admitir que sin el espíritu de los niños y su ilusión no sería lo mismo, la existencia de esa chispa en su corazón hacen que los adultos la vivamos de una manera más viva.

Recuerdo desde niña la ilusión por los regalos que íbamos a recibir y ese ambiente cálido que se percibía en casa mientras mi mamá preparaba regalos para todos u horneábamos galletas mientras gente salía y entraba para darnos un abrazo.

Cuando fui creciendo la ilusión por recibir regalos fue suplantada por una calidez y unas ganas de estar con mis amigos y mi familia. Algo sucedía en mi que me daban ganas de compartir, cocinar para otros e incluso hacer alguna que otra buena acción que no solía surgir en mi.

Sin embargo puedo decir que todo cambio desde que soy mamá y comparto la navidad con mis hijos y mi esposo. El simple hecho de adornar la casa adquiere un nuevo sentido porque son tradiciones creadas para que se queden en el corazón y en la memoria de mis hijos.

Cada año vamos sumando tradiciones distintas y esa calidez y esos villancicos que me ponen sensible ahora los comparto con dos personitas que tienen una ilusión y una ganas de compartir sin límites.

Los niños nos regalan el espíritu de la navidad con esa esperanza y ese creer en cosas que no ven pero que pueden sentir a su alrededor, con ese deseo de ver a su familia unida y con esa sonrisa de satisfacción después de compartir una tarde con papá y mamá jugando alrededor del árbol.

La navidad puede significar muchas cosas y la podemos hacer tan espiritual como cada uno queramos. Estemos abiertos para recibir esa chispa especial que nos regalan los niños esta época del año para que la guardemos en nuestros corazones para cuando lleguen los momentos de incredulidad.

Vive la navidad al máximo y llena da abrazos a las personas que quieres y conoces, lo deberíamos de hacer cada día del año pero si la rutina nos gana esta es una muy buena época para hacerlo. ¡Feliz Navidad y abracen la ilusión de ese niño interior que todos tenemos dentro!

Fotografía flickr.com

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en tradiciones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *