Desayuno irresistible para niños

Preparando el desayuno irresistible para tus hijos

El desayuno es el alimento más importante del día y para muchos niños la frase favorita es “Mamá no tengo hambre”. Hoy quiero compartir con ustedes 6 consejos que las ayudará a preparar un desayuno irresistible para sus hijos.

Antes que nada me gustaría reforzar el porque de la importancia del desayuno. Nuestro cuerpo necesita energía para comenzar el día y una persona que no lo hace tiene menor rendimiento físico e intelectual.

Nuestros hijos se están desarrollando y los primeros años de su vida son fundamentales, es muy importante regalarles el hábito del desayuno. No hay que hacer del momento una batalla campal pero si una opción completa y saludable que el niño vaya aprendiendo a disfrutar.

Los niños que no desayunan tienen riesgo de padecer sobrepeso y obesidad y riesgo de alterar su metabolismo. Se ha comprobado que entre menos días desayune una persona, sobre todo si es joven, el riesgo de padecer sobrepeso u obesidad aumenta.

En cuanto al metabolismo, no es más que la forma en la que el organismo utiliza la energía que toma de los alimentos. Cuando un niño no desayuna, disminuyen sus niveles de azúcar, ocasionando que el cerebro no tenga la energía suficiente para funcionar bien, que el corazón lata más rápido de lo normal y que los músculos se debiliten y no trabajen de la misma forma. Eso explica por qué señales como la fatiga o la ansiedad se hagan presentes.

Así que mejor comparto algunas ideas que les ayudará a sus hijos a adquirir el hábito del desayuno:

  1. El ejemplo es la base de todo, si tus hijos ven que tu desayunas ellos comenzarán ha hacerlo por imitación.
  2. Procurar que los alimentos sean frescos y de varios colores para que estén más apetitosos.
  3. Procura que la presentación de los platillos sea atractiva. Si tienes la fruta ya picada o algo adelantado desde una noche antes tendrás más tiempo para la creatividad por las mañanas.
  4. Cuando sea posible, deja que tu hijo participe en la preparación de la comida para mejorar sus hábitos.
  5. Permite que pruebe nuevos alimentos, recuerda que es normal que rechace algunos de ellos.
  6. Siempre que sea posible, promueve que la familia se reúna en el desayuno.

Estás ideas no cambiarán las cosas de la noche a la mañana pero sé paciente y notarás un cambio positivo en casa.

Fotografía flickr.com

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en alimentación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *