Aceptar tu cuerpo después del embarazo

¿Por qué es tan difícil aceptar tu cuerpo después de un embarazo?

El embarazo nos trae una belleza y una plenitud que debemos vivir al máximo. Sin embargo nuestro cuerpo cambia y hoy en el post colaborativo hablaremos de las razones por las que es tan difícil aceptar tu cuerpo después de un embarazo.

“Creo que cuando somos primerizas tenemos la vaga idea que cuando nace el bebé a los cuatro días vamos a quedar como cuando nos embarazos y ¡gran error! La verdad frente al espejo es otra. Debemos las primíparas tener alguien junto a nosotros que nos apoye en este momento de trance, primero el bebé ya real fuera de la panza y luego ver el cuerpo como nunca antes, es un golpe emocional, pero con el tiempo volvemos a ser las mismas. Mi cuerpo tomó su firma original a los 11 meses de nacido mi hijo, la lactancia ayudó mucho a que bajara de peso.” Any Fuchok, escribe en su blog Mamá de Alta Demanda y es parte de las blogueras mexicanas de Disney Babble.

“Creo que los medios de comunicación hacen demasiado presión con la foto de artistas regresando a su cuerpazo y figura a la semana de parir, esto no es real siempre, las mujeres tenemos diferentes metabolismos y formas de recuperar la figura. Yo recomiendo alejarnos de esos estereotipos, dar pecho a demanda, comer lo mejor y si es posible hacer ejercicio adecuado a nuestra capacidad física, todo será poco a poco y tal vez las cosas nunca sean como antes, pero mientras estemos saludables, todo estará bien.” Isis Lugo, escribe en su blog Mamá y Maestra y es parte de las blogueras mexicanas de Disney Babble.

“Creo que la sociedad tiene mucho que ver, desde pequeñas nos machacan con la idea del cuerpo perfecto, te meten la idea de que el embarazo o los hijos arruinaran tu figura y apoyando eso están las hormonas que nos juegan malas pasadas, el desvelo del nuevo bebé, los nuevos aromas que nos rodean y la falta de comprensión de quienes nos rodean y de nosotras mismas al no entender que en este momento así tiene que ser, tenemos que recuperarnos y después cuidarnos para tener en su momento de nuevo el cuerpo que queremos tener.” Dessy Martínez, escribe en su blog Familia en Tribu y es parte de las blogueras mexicanas de Disney Babble.

“Nuestro cuerpo cambia desde que estamos embarazadas y no todas tenemos el mismo metabolismo, no logramos recuperar nuestra figura por diversos factores, debemos de estar conscientes de esto antes que nada pues podemos llegar a deprimirnos y pasarla muy mal, la cuestión es lograr una figura saludable y no por eso perfecta o la que teníamos antes, sino un cuerpo que nos haga sentir a gusto y poder desplazarnos con seguridad.” Chuy Cruz, escribe en su blog Mamá Extrema y es parte de las blogueras mexicanas de Disney Babble.

“Después de un embarazo el cuerpo cambia y es difícil que vuelva a ser el mismo, puedes estar en tu peso o en un peso más bajo pero tu cuerpo es distinto, ya sea que las caderas queden más anchas, las piernas mal delgadas y del abdomen y pecho ni hablar, todo cambia de lugar y forma. Así que después de años de cuidar y querer un cuerpo de la noche a la mañana te encuentras con cambios que parecen irreversibles y con poco tiempo para modificarlo. Ama tu cuerpo de madre tal y como es, trabaja en cambiar lo que puedas y agradece esas huellas que la maternidad te regalan.” Susana Silva, escribe en su blog Mamá Moderna y es parte de las blogueras mexicanas de Disney Babble.

¿Qué opinan ustedes? ¿Cómo consiguieron hacer las paces con ese hermoso cuerpo de madre que tienen hoy? Me encantaría leerlas. Recuerda que si quieres que compartamos alguna pregunta lo haremos con gusto, déjame un comentario.

Fotografía flickr.com

El panel de expertas está conformado por las mamás blogueras de Disney Babble México, ella son Any Fuchok, Dessy Martínez, Isis Lugo, Susana Silva y Chuy Cruz.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en autoestima, embarazo, mamás. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *