Hábitos saludables en la mesa desde pequeños

Hábitos saludables en la mesa desde pequeños

¡Qué mejor que nuestros hijos adquieran hábitos saludables desde pequeños! Y la mejor manera de enseñarlo es a través de nuestro ejemplo.

Si desde niños nuestros hijos viven un estilo de vida equilibrado será mucho más sencillo que lo mantengan cuando sean adultos. Ejercicio, alimentación saludable y tiempo de calidad en familia es algo que me encantaría que mis hijos llevaran tatuado.

Mis hijos han entendido los beneficios de llevar una alimentación equilibrada aunque debo de confesar que han existido ocasiones en que el proceso ha sido complicado. ¿Les ha pasado a ustedes?

Hay 6 ideas que pueden ayudarte a que tus hijos acepten una alimentación saludable de manera más sencilla y quiero compartirlas con ustedes:

  1. Incluye a tus hijos en la preparación de la comida y si puedes desde la compra de los ingredientes. El proceso de compra o preparación puede llevar más tiempo pero los niños aceptan mejor los alimentos cuando los conocen. Elige mínimo un día a la semana para hacerlo y verás la diferencia.
  2. Invítalos a poner la mesa. Nada como un ambiente agradable que te invite a compartir los alimentos. Dales los lineamientos básicos e invítalos a poner su propio toque de vez en cuando.
  3. Siéntate con ellos a comer. Muchas veces cuando son pequeños solemos darles de comer para después intentar disfrutar de nuestros alimentos sin tantas interrupciones. Si quieres que tus hijos coman de todo lo mejor es convertir la hora de la comida en un momento para compartir no solamente los alimentos.
  4. Cuéntales sobre las bondades de los diferentes grupos de alimentos con cuentos e historias divertidas. Háblales del plato del buen comer y de lo bien que les hace cada uno de los alimentos que están llevándose a la boca en ese momento.
  5. Acciones, demuéstrales que te alimentas tan bien como ellos y que lo disfrutas. Si te ven comer a ti de todo, poco a poco intentarán imitarte.
  6. Variedad y creatividad. Ofrece a tus hijos opciones saludables y divertidas para que aprendan que comer sanamente es un placer. Puedes crear caritas o figuras o simplemente utilizar distintos colores en un mismo plato.

Procura que la hora de la comida no sea un campo de batalle, en el que entre gritos y llantos ellos intentan no comer y tú te angusties por su nutrición. Ocúpate de que los alimentos que estén a su alcance sean opciones saludables y verás como poco a poco te van sorprendiendo.

¿Qué tal van con los hábitos saludables a la hora de la comida en casa?

Fotografía flickr.com

Este artículo y consejos son patrocinados por Cereales Nestle. Visítalos para encontrar más consejos.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en alimentación. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *