Obesidad y sobrepeso en niños

¿Cómo afecta la obesidad y sobrepeso a los niños?

La obesidad en los niños es uno de los temas que más me preocupa en la realidad de nuestro México. En general, en el mundo hay cada vez más niños obesos pero en el caso de nuestro país los números son alarmantes ya que somos el primer lugar en obesidad infantil en el mundo.

¿Dónde estamos los adultos que estamos criando a estos niños? Por duro que parezca mamá y papá son los responsables de los alimentos que se sirven en casa y de los hábitos que adquieren nuestros hijos desde bebés.

No hace falta tampoco cargar con otra culpa, lo que necesitamos es dejar de preocuparnos y ocuparnos para que nuestros hijos tengan un peso saludable que los ayude a crecer como seres humanos sanos.

La obesidad y el sobrepeso afecta a los niños acercándolos a enfermedades que no tendrían por que estar padeciendo a esta edad. No solamente estamos hablando de un niño que se ve gordito, sino de un niño que tiene la posibilidad de adquirir enfermedades para toda su vida.

Algunos de los efectos más comunes en los niños obesos o con sobre peso son los siguientes:

  • Padecimientos que pueden aparecer desde la niñez o algunos en la vida adulta como: enfermedades cardiacas, diabetes y diferentes tipos de cáncer en la vida adulta.
  • Problemas de sueño.
  • Baja autoestima y una percepción negativa de su imagen corporal.
  • Probables victimas del acoso escolar o bullying

Estoy segura que todos los papás queremos lo mejor para nuestros hijos así que es momento de poner atención a lo que tenemos en nuestra cocina, los alimentos que preparamos, los lugares donde solemos comer cuando salimos con ellos y nuestros hábitos en general.

Para prevenir la obesidad y sobrepeso les recomiendo:

  1. Tener refrigerios saludables al alcance de la mando de sus hijos. Si llenas tu refrigerador, despensa y cocina en general con alimentos saludables es lo que comerán cuando tenga hambre.
  2. Fomenta la actividad física diaria en los niños, una hora de juego en el parque o algún deporte y durante los fines de semana procuren practicar algún deporte en familia o caminata, verán lo divertido que es y los vínculos que puedes crear con ellos.
  3. El tiempo pantalla debe ser máximo de 2 horas al día y por pantalla me refiero a televisión, Smartphone, tableta o videojuegos.
  4. Práctica con el ejemplo haciendo ejercicio al menos 3 veces a la semana y alimentándote sanamente.

Los hábitos se adquieren con el tiempo, se paciente y verás los buenos resultados. Si tus hijos aún son bebés comienza con lactancia materna y un estilo de vida saludable en casa.

Espero que esta información les sea de utilidad. Artículo patrocinado por Cereales Nestle.

Fotografía fotolia.com

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en alimentación, salud. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *