Esquiar en familia

Esquiar, una de las mejores experiencias en familia

Hace unos días regresamos de nuestra primera experiencia en la nieve y puedo decirles que comprobé lo que varias personas me habían dicho: Esquiar es una de las mejores vacaciones en familia. Fueron unos días intensos en los que aprendimos y pasamos el tiempo juntos sin interrupciones y disfrutamos de la naturaleza.

Esquiar es un deporte que necesita de toda tu atención así que a diferencia de otras experiencias en familia el celular esta fuera de lugar, lo llevas para tomar algunas fotos, pero al estar aprendiendo algo nuevo la tentación de revisar correos, redes sociales o recibir llamadas queda fuera de lugar.

Las primeras horas para mi fueron complicadas, todo es nuevo pero una vez que te familiarizas con el equipo te vas sintiendo más natural en él y entiendes toda la información que te están dando. Una de las mejores decisiones fue tener clase privada para la familia ya que compartimos cada uno de los progresos de los niños y ellos tuvieron la oportunidad de ver como papá y mamá aprenden algo nuevo.

Me gusto que avanzáramos según las capacidades de cada uno y los niños se soltaron en unas horas de una manera que parecía que habían esquiado toda la vida. A mí me tomo más tiempo el soltarme, la mente me jugaba malas pasadas, pero les puedo decir que hacía mucho tiempo que no me sentía tan libre y feliz como cuando bajaba a cierta velocidad sintiendo el viento en la cara.

La primera vez que sentí una bajada en la que mi mente pudo ser libre y aceptar la velocidad puedo decirles que fue uno de los momentos más divertidos de mi vida. Mis hijos bajaban con una seguridad que me impactaba y se retaban a sí mismos todo el tiempo para ser mejores o ir más rápido controlando sus movimientos.

Descubrí que mi hijo tiene una fuerza enorme en el abdomen pues le gustaba caerse para levantarse en el instante, para él era parte de la diversión pues lo controlaba a su antojo. Mi hija tiene una facilidad nata, su cuerpo se movía justo donde ella quería ir y la velocidad no la intimidaba. Al parecer los años que lleva en el ballet le ayudan a tomar una mejor posición.

Cada día fue distinto y fuimos avanzando en las pistas según la seguridad que íbamos adquiriendo. En un día cambiábamos de zona y en cada una de ellas aprendíamos distintos movimientos y nos divertíamos en el proceso.

Fuimos aprendiendo cada uno en nuestro propio tiempo pero sin perdernos los logros del otro. Mientras los niños dominaban las vueltas en zigzag cortas yo aprendía las vueltas más anchas. Mientras ellos dominaban la velocidad a la perfección yo aprendía a hacerlo y en cada experiencia cada uno se divertía con sus propios logros pero también con lo que le pasaba a otro integrante de la familia.

Me encanto ver la hermandad en mis hijos desde otra perspectiva, escuchar sus risas y ver la dinámica que surgió en la familia al ir disfrutando mientras estábamos sentados para subir la montaña y como al llegar cada uno tomaba su papel. Los niños solían ir hasta adelante, después mi esposo y yo al final pues me gustaba contralar mi espacio y mi velocidad.

Ya les contaré más detalles en otra ocasión por ahora puedo decirles que han sido unas vacaciones fantásticas. ¿Cuál ha sido su experiencia esquiando? ¿Es un viaje que les gustaría hacer en familia?

Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en familia, viajes. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Esquiar, una de las mejores experiencias en familia

  1. Anne acosta dijo:

    Mi querida mama moderna,
    Que increibles experiencia! Podria sugerir que a tu hijo tal vez le encantaria snowboarding…. Dale esa oportunidad…
    Mandame mas fotos. Me encantaria ver mas.
    Y cual seria tu opinion entre lake tahoe y donde estas? Cual recomendarias para familias? Cual tiene mas pistas verdes? Precios?
    Gracias por compartir esa increible aventura,

    • Anne,

      Mis hijos quieren probar el snowboard el siguiente año y me gustaron los dos lugares. Ya escribiré un post con todos los detalles de Key Stone y Lake Taho para que puedan comparar. Un abrazo.

      Susana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *