Pensamientos

Hay veces que la vida va y viene y te sientes en el centro de ella, no por grado de importancia sino por la manera en que suceden las cosas. Un suceso con otro en el que uno te puede llenar de alegría y otro cimbrarte hasta cuestionarte muchas cosas en la vida.

Así me encuentro últimamente y quizá por eso he estado tan callada. Tengo mucho que contar y compartir pero al mismo tiempo hay demasiadas cosas pasando a mí alrededor y a veces me pierdo en ellas.

Para las despedidas de la gente que quieres nunca estarás preparada y a mi alrededor hay gente que quiero despidiéndose de personas muy importantes en su vida y esto me afecta. Quisiera cambiar la historia o de menos poder hacer el mundo pequeñito para poder estar a su lado, solo como compañía. Esos avisos me hacen darme cuenta que todos viviremos eso, más temprano o más tarde y hoy estoy segura que no quisiera vivirlo.

Por otro lado también decidí cambiar el rumbo y aunque me encantan las redes sociales estoy intentando dejarlas de un lado para vivir al máximo ese hoy que vivo con mis hijos, mi esposo, mi día. Me encanta compartir ideas, imágenes y aventuras pero también estoy siendo más selectiva y hay momentos en el día que solo quiero vivirlos, ya vendrá el momento de compartirlos.

Así que me encuentro entre despedidas, momentos alegres y rodeada de amor pero con el corazón en silencio para compartir. Espero que puedan entenderlo. Y ahora me despido sintiéndome mucho mejor de lo que empecé estas líneas. Gracias por estar siempre ahí.

Share to Google Plus
Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *