Embarazo

El embarazo y los sentimientos encontrados

La noticia de un embarazo siempre llega en un momento poco previsto, incluso cuando lo estás planeando y remueve todas las fibras de nuestro ser. Un embarazo, un pequeño ser que comenzará a desarrollarse dentro de nuestro vientre, nacerá, traerá esperanza y también responsabilidad a nuestra vida.

Todo se mueve dentro de ti y no solo porque las hormonas estén alborotadas sino porque es normal tener sentimientos encontrados: felicidad, esperanza, deseo, duda, temor, arrepentimiento, nostalgia, y la lista puede continuar indefinidamente.

Un cambio grande llega a nuestras vidas así sea el primero, segundo o tercer embarazo y con su llegada muchas cosas se verán afectadas: la rutina, relación de pareja, relación con los otros hijos, cambios laborales, en los muebles de la casa, etc.

Todos estos cambios pueden darnos temor e incluso cuestionarnos si fue el momento más adecuado. Al momento de sentir temor o duda nos arrepentimos y pensamos que todo lo que sentimos y vivimos estará afectando a ese pequeño ser que tenemos en las entrañas.

Tranquila, así como los 9 meses serán definitivos para la vida de ese ser humano también es natural aceptar lo que sentimos. Solemos etiquetar los sentimientos en bueno y en malo y esto no es lo correcto, un sentimiento no es ni bueno ni malo simplemente se siente y lo que tenemos que controlar es lo que hacemos al respecto.

Si durante el embarazo sientes duda y miedo así como felicidad y amor, no reprimas lo que sientes. Habla de tus dudas, arrepentimientos y temores así como compartes con todo el mundo la alegría. No permitas que te juzguen, elige alguien que pueda entenderte y por ningún momento te castigues.

Creo que si la mayoría del tiempo tenemos pensamientos positivos y sentimientos de amor y felicidad, los sentimientos que podrían calificarse como negativos no afectaran a ese nuevo ser que crece en tus entrañas.

Vive tu embarazo a plenitud con los días en que los sentimientos te llevan a ver todo color de rosa y con mucha esperanza pero también los días más sombríos. Cuando los días sombríos lleguen a ti, habla con alguien o escribe lo que sientes verás cómo después de sacarlo de tu sistema te sienes mucho mejor y vuelves a retomar el hermoso colorido que trae a nuestras vidas un bebé.

Me encantaría que nos compartieran como se sentían durante su embarazo y que hacían con esos sentimientos que te pueden llevar como en una montaña rusa en un solo día.

Foto de  flickr.com/Thomas Pompernigg

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en embarazo. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *