Por qué no hay mascotas en casa

5 razones por las qué no tengo una mascota en casa

Me encantan las mascotas y crecí rodeada de ellas aunque en su momento no les hacía mucho caso, perros, gatos, conejos, tortugas, todo lo que se puedan imaginar. Mi mascota favorita fue mi gato hasta que mi hermana me pidió que le cuidara su perro y ahí comencé a apreciarlos.

En mi experiencia los gatos son cariñosos y fieles y los perros son adorables. Me encanta la relación emocional que se crea entre un perro y un humano, llegan a conocer tu estado de ánimo, te esperan y te cuidan y te dan una cantidad de amor invaluable.

Sé también que para los niños es muy valioso crecer con mascotas, aprenden de la naturaleza, de la responsabilidad que implica cuidarlos y sobre todo tienen un amigo fiel que te puede acompañar por muchos años.

Sin embargo aunque mis hijos mueren por tener una mascota en casa por el momento tendrán que conformarse con las mascotas que viven en casa de los abuelos porque me niego a tener una mascota por más beneficiosa que sea en su desarrollo.

Quizá mis razones son egoístas pero prefiero ser realista a tener una mascota que termine abandonada a los pocos meses cuando la emoción paso. Comparto mis razones por las que no quiero una mascota en casa, al menos por ahora.

1.-  No quiero una mascota en casa porque son una responsabilidad extra en mi vida que por el momento no quiero adquirir. Sé que la idea es que los niños aprendan a ser responsables de la mascota pero enfrentemos la realidad, en la mayoría de los casos termina siendo la responsabilidad de la madre.

2.- Los animales necesitan un espacio adecuado para estar saludable y aunque respeto las familias que pueden vivir en un espacio pequeño con un perro enorme yo no lo considero adecuado. Animales y perros necesitamos nuestro espacio para sentirnos bien.

3.- No pienso comprometerme a pasear el perro varias veces al día. Admiro las familias, que viviendo en departamento como nosotros, aceptan la responsabilidad de sacar al perro en horas específicas independientemente del clima o cansancio.

4.- Una mascota requiere tiempo y cuidados que por el momento no tengo y no quiero hacer en mi vida.

5.- Porque mi esposo no soporta los perros pequeños y el día que nosotros entremos con uno salimos todos por la misma puerta.

En este momento de mi vida prefiero ser honesta conmigo misma y con mi familia. Mis hijos crecerán con las mascotas en casa de los abuelos y quizá en algún momento tengamos mascota en casa, por ahora prefiero ser clara y no darles falsas esperanzas.

Y ustedes ¿cómo llevan lo de la mascota en casa?

Foto gracias a smlp.co.uk/flickr.com

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en mascotas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *