Lactancia materna

Recuerdos de lactancia

La lactancia es uno de los mejores recuerdos de la época de bebés de mis hijos. Fue algo que disfrute al 100% porque además de saber que era el mejor alimento para mis hijos era el momento de estar piel con piel con ellos.

Me gustaba crear un espacio especial a mi alrededor cuando amamantaba a mis hijos en casa. Buscaba un lugar en donde pudiera desconectarme del mundo y conectar con ese momento. Música tranquila, melodías que al escucharlas en la actualidad me remontan a esos años.

Recuerdo como si fuera ayer la sensación en mi pecho que me anunciaba que ya iban a pedirme de comer, incluso antes de que despertarán o me llamaran. Recuerdo esa sensación de placer al tenerlos en mis brazos tan cerca, sentir su calor y sentir su respiración.

Esas manos que según iban creciendo comenzaban a jugar con mi ropa, mi piel, mis manos o lo que se encontraban mientras amamantaban. Eran momentos de paz que culminaban al poderlos observar dormidos en mis brazos o simplemente satisfechos al terminar de alimentarse.

Después comenzó la vida más activa y me encantaba la practicidad al poder tener listo su alimento en cualquier lugar a cualquier hora. Nunca he sido muy pudorosa así que mientras yo encontrara un lugar cómodo para amamantar, ahí nos sentábamos a disfrutar.

De las pequeñas grietas y pocos momentos de dolor que tuve en mi primeria experiencia apenas y me acuerdo porque fueron mínimos y además porque tuve la suerte de que me aconsejaran adecuadamente para que ese dolor y grietas se fueran en unos días.

Recuerdo con orgullo esa sensación de saberme capaz de alimentar a mis hijos y de darles todo lo que necesitaban para crecer sanos. Mis brazos fuertes los rodeaban mientras ellos alimentaban el alma y el cuerpo y yo disfrutaba en el proceso.

Hubo momentos de querer soltar la toalla en mi primera experiencia pero agradezco cada uno de los meses que amamante a mis pequeños. Ahora viendo todo a distancia y sabiendo un poco más sé que habría amamantado más a mis pequeños si hubiera tenido un grupo de soporte adecuado.

La lactancia materna es el mejor regalo que te puedes hacer a ti misma y que le puedes hacer a tu hijo. Amamanta a tu bebé el más tiempo posible y disfruta por el tiempo que dure, después la extrañaras, lo digo por experiencia. Y ustedes, ¿Qué recuerdan de la época de lactancia?

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en bebés, lactancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *