El Bullying no es un juego

El bullying no es cosa de juego

Me asusta ver la apatía de algunos padres ante el bullying y lo sencillo que se escudan diciendo que siempre ha existido, que ahora se exagera o que ellos mismos molestaban porque eran los más pequeños de 5 hermanos y de otra manera no podían sobrevivir.

Creo que tienen un punto a favor pues siempre ha existido y siempre existirá alguien que intente molestar al más débil. Sin embargo ahora la diferencia es abismal pues se usa la tecnología para molestar y destrozar la autoestima del otro.

Si bien hace muchos años el niño molestado podía volver a casa y olvidarse un poco hasta el día siguiente en la escuela. Ahora ese niño o niña molestada puede seguirlo siendo a través de las redes sociales, a cualquier hora del día y en cualquier lugar.

Las leyes pueden cambiar y las escuelas pueden intentar controlar las agresiones y crear conciencia, sin embargo esta labor queda a medias si los padres no nos comprometemos y aceptamos la responsabilidad que tenemos ante un niño bulleador y el niño bulleado.

Nos guste o no el bullying o acoso escolar es el reflejo de casa y un niño que molesta suele ser un niño solo. En la actualidad cada vez hay más niños solos debido a que papá y mamá trabajan fuera de casa o simplemente se ausentan por intereses propios.

Esas ausencias podrían ser compensadas con tiempo de calidad pero si ese tiempo es inexistente corremos el riesgo de que nuestros hijos sean bulleadores o que nos demos cuenta demasiado tarde que nuestro hijo está siendo acosado.

El acoso escolar es responsabilidad de todos y como papás debemos estar presentes en la vida de nuestros hijos y comenzar con el ejemplo al resolver de manera justa y respetuosa los conflictos.

Hace unos meses tuve la oportunidad de ver la obra de teatro “Bullying, cosa de niños” y me impacto la manera que muestra la cruda realidad de las secuelas en el acosador y el acosado.

La obra está muy bien llevada aunque debo confesar que yo esperaba salir de ella con un poco más de idea sobre qué hacer o que no hacer ante el bullying. Sin embargo el mensaje que me quedo claro fue la importancia del involucramiento de los adultos para evitarlo.

Podemos decidir escudaros en la posición cómoda de que siempre ha existido el acoso o tomar una actitud activa frente a las situaciones diarias que van viviendo nuestros hijos. La tarea no es sencilla pero si logramos unirnos papás, escuela y autoridades podemos hacer mucho.

Y tú, ¿Qué opinas al respecto? ¿Es un juego el bullying y una exageración? Me encantaría leer lo que opinas.

Obra de Teatro Bullying, cosa de niños

Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en bullying, crianza, educación, mamás, papás. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El bullying no es cosa de juego

  1. belgica dijo:

    este reportage es muy interesante mi hijo fue víctima de bullying ase dos días un nene de una amiga de una conocida mía se quito la vida ahorcándose ahora mi sobrino estaba siendo víctima de bullying digo estaba porque estamos tabulando mucho con el ,estoy muy orgullosa de el porque reacciono muy maduro se comunico con su familia y el mismo aclaro en su pagina de los acosos y yo recolecto la información que pueda para llevar un mensaje a los padres aunque es un poco difícil pero no imposible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *