Manos por México en Museo Franz Mayer

Manos en el Museo Franz Mayer

Hoy comparto una experiencia cultural que no pueden perderse con o sin niños: Manos por México en el Museo Franz Mayer.

Nos encanta organizar planes culturales con los niños y el sábado antepasado fue la oportunidad para sumergirnos en este museo y puedo decirles que todos salimos encantados de la visita. El museo se encuentra enfrente de la alameda y debo admitir que me encanta el sabor que tiene el centro histórico de la Ciudad de México a pesar de lo caótico que puede ser.

La visita comenzó con las esculturas que se encuentran fuera del edificio que solía ser un hospital hace muchos años. Al entrar al patio principal la tranquilidad invade esas históricas paredes. Es un placer para los sentidos encontrar dentro de las altas paredes un ambiente en el que encuentras árboles, canto de pájaros, música y al final lo que prevalece es una sensación de paz y tranquilidad.Museo Franz MayerEn el segundo piso encontrarán la exposición de “Manos por México”, una muestra de reproducciones de varios artistas de la “Silla Mano” de Pedro Friedeberg. La exposición está llena de colores, texturas y emociones.

Cada silla está inspirada en un motivo diferente y hay algunas que te llegan de manera muy especial. Mis hijos se deleitaban con los colores y me impresionaban con los comentarios tan asertivos de las obras.

Miranda elegía las más coloridas y alegres y Mateo me impresiono una vez más con esa habilidad para elegir los temas fuertes como sus favoritos.  Mientras recorría la exposición pasaba de una emoción a otra e incluso hubo algunas manos que me hicieron regresar y verlas con más detenimiento.

Después seguimos con la muestra de Irene Zundel, la biblioteca y parte de la colección permanente del Museo. Solo pudimos disfrutar la parte del arte decorativa de los siglos XVI al XIX.

Los invito de verdad a explorar el museo con y sin niños. Es un orgullo encontrar en la Ciudad de México este tipo de museos que compiten con museos muy importantes en el extranjero.

Vayan con tiempo para que puedan disfrutar desde el olor tan característico de la historia y si necesitan un descanso disfruten de ese hermoso patio o de tomar algo en la cafetería.

Les dejo aquí la liga del museo para que puedan consultar toda la información necesaria para planear su visita. Si van en coche aprovechen que tiene estacionamiento. Estaré esperando que me cuenten su experiencia.

Algunas fotos:

Manos por MéxicoUna de las favoritas de mi pequeña.

 Manos por México Museo Franz MayerUna de las favoritas de mi pequeño

Manos por México Museo Franz MayerUna de mis favoritas

Manos por MéxicoParte del recorrido

Museo Franza MayerEl hermoso patio

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en museos, recomendaciones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *