Pont des Arts

Un amor especial e inocente

Los viajes van dejando huella en los niños de una manera muy especial. El pasado diciembre tuvimos la oportunidad de visitar París con los niños y mi enamoradiza princesa ya encontró un lugar especial a donde le gustaría regresar cuando sea lo suficientemente grande para estar enamorada.

Seguramente han escuchado hablar del puente “Pont des Arts” en París, donde parejas de todo el mundo eligen un candado, algunos incluso lo mandan grabar con sus nombres o iniciales, lo cierran en el puente y arrojan la llave al río intentando darle perpetuidad a ese amor.

Como buenos exploradores del mundo no podíamos dejar de visitar ese sitio y nos tomamos algunas fotos mientras les explicábamos a los niños la razón por la que la gente ponía los candados ahí.

Mi hijo es de la más racional y no le veía ningún sentido al cerrar un candando. El pensaba que la diversión para él iba a consistir en ir y abrir los candados. Mientras mi pequeña de manera callada escucho la historia y se tomaba fotos.

Semanas después del regreso a casa me dio la gran noticia en el día del amor y la amistad. Se había casado con su mejor amigo, en el colegio les hicieron la típica actividad de registro civil que solían poner en las kermeses cuando yo era pequeña.

Mi nena de 7 años me dio la noticia con tal alegría que me derritió y aquí pueden encontrar toda la historia de ese gran evento. El tiempo pasa y el tema sigue presente de una manera tierna e inocente.

Por mi parte le he hablado una y otra vez que el noviazgo y el matrimonio es algo de gente grande y que ella, si así lo decide, lo vivirá en carne propia cuando tenga edad. Sin embargo ella sueña con ese momento y hace planes con su amigo.

Ya tienen planeado que viajaran a Londres y después se instalarán a vivir en Nueva York donde cada uno tendrá su trabajo. Tienen casi organizada la futura boda y hace unos días me confeso que irán a París a poner un candado en el puente. Una vez que su candado este puesto le gustaría hacer un viaje conmigo para enseñarme el candado especial que hayan elegido.

Me enternece la historia y la ilusión que le hace a mi pequeña tener una relación de pareja. Poco a poco crecerá y se irá dando cuenta que el amor es cuestión de ganas y no solo de enamoramiento pero por ahora tiene la edad perfecta para ilusionarse ante ese amor infantil.

Y sus pequeños, ¿qué tan enamoradizos han salido?

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en crianza, jugar, niños. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *