Mujeres fuertes

¿Qué nos hace ser mujeres fuertes?

Hoy comienzo este artículo después de muchos intentos, ninguna frase me convencía y el sonido del teléfono me interrumpió. Era una mujer a la que yo quiero mucho que no podía contener las lágrimas por una situación muy difícil que está viviendo, sin embargo ante todos siempre coloca una sonrisa para que la gente a su alrededor se sienta fuerte y puedan continuar avanzando.

¿Les suena familiar esta escena? ¿Cuántas veces dejamos liberar esas lágrimas cuando no podemos más, para tomar un respiro y seguir luchando nuestras batallas diarias? Ella es una de las tantas mujeres fuertes del día a día.

Sus proezas no saldrán en televisión ni la harán la mujer más famosa pero su entorno, su pequeña sociedad se ha visto siempre beneficiada por ese impulso y por esas ganas de luchar incansablemente. Como ella hay millones que ponen en duda la creencia de que las mujeres somos el sexo débil.

Aún no hemos aprendido a luchar juntas como género, somos muy duras con nosotras mismas y con las mujeres a nuestro alrededor y quizá esto nos haga ser más fuertes. Cómo genero aún luchamos muchas batallas para que nos traten con igualdad en algunos aspectos y esto quizá, una vez más, nos ha hecho más fuertes.

Hay mujeres de todos los niveles socioeconómicos y creencias luchando cada día por conseguir sus sueños, como tantas otras que encuentran en sí mismas la fortaleza para seguir adelante y cambiar su entorno con esos pequeños granos de arena que van aportando a la sociedad.

Las hay doctoras, maestras, veterinarias, financieras, sin estudios, profesionistas, mamás, agriculturas, abuelas, amigas, hermanas. Nos dedicamos a cosas distintas, pensamos de manera muy diferente, luchamos por diferentes objetivos pero nos une la fortaleza de levantarnos una y otra vez, seguir aprendiendo y buscando el cambio.

La vida y a veces la sociedad quiere que seamos sumisas pero en nuestra esencia esta perseguir nuestros sueños, expresar lo que sentimos y sobre todo, siempre, actuar. Somos fuertes cuando nos levantamos cada día a continuar con nuestra vida y vivir un día más.

Las mujeres somos fuertes desde pequeñas y esas lágrimas de ternura, emoción, tristeza o alegría son simplemente una forma muy particular y sensacional de expresarnos. Hay mujeres fuertes en todos los sitios, mujeres reales al lado tuyo y quizá no te has dado cuenta.

Esa mujer que puede parecer callada está luchando por ella misma, por su familia, por sus sueños. Esa otra que llega con una seguridad en sí misma que avasalla también tiene sus propias batallas. Cada una a su manera las van librando y buscando mejorar cada día.

La fortaleza de las mujeres es poco reconocida por eso me ha gustado tanto el movimiento “Mujeres Fuertes, Mujeres Clorox®”. Marca que busca empoderar y reconocer a esas mujeres del día a día, mujeres reales que contribuyen de una manera muy significativa a la sociedad.

Logremos unirnos como genero, para reconocer y alentar a todas esas “Mujeres Fuertes” que de manera silenciosa y con fortaleza, luchan por sus sueños.

Mujeres fuertes, Mujeres Clorox

Artículo patrocinado por Clorox®. Todas las ideas y opiniones compartidas en este artículo son mías.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en mujeres, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *