niña durmiendo

Verte dormir

Verte dormir es uno de los inmensos placeres de la maternidad. Me encanta visitar tu habitación cada noche y ver esa cara en paz, soñando y descansando de una manera tan frágil y desconfiada.

Por las mañanas es difícil despertar antes que ustedes por lo que adoro esos días durante las vacaciones en las que hay ocasiones en las que ustedes duermen y yo estoy despierta y tengo el tiempo para observarlos.

Me encanta verlos con esa gran paz en el rostro y darme cuenta de lo mucho que crecen a cada instante. Te veo y admiro esa fragilidad y al mismo tiempo esa fortaleza para despertar y abrazar tu día a cada instante.

Para ti no hay mañanas, parece que vivieras solo por hoy y quisieras aprender, disfrutar y gozar todo lo que tienes hoy.

Amo esa paz, esa sonrisa en calma y el saber que en unos segundos más despertaras y llenaras mi día de ruido, abrazos, besos, preguntas y felicidad.

Te veo moverte y se que este momento esta a punto de acabarse. Gracias por esos minutos de paz y felicidad.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en bebés, mamás, niños, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *