Volando un papalote

Nuevo pasatiempo familiar

Hace algunos días descubrimos un nuevo pasatiempo familiar: “Volar papalotes”. ¿Lo han experimentado? Es muy divertido y entretenido.

Debo confesar que desde hace dos años habíamos comprado nuestro papalote pero no habíamos tenido éxito al volarlo. Esta vez el viento del mar se puso de nuestro lado y logramos nuestro objetivo, volar el papalote en familia.

Desde que lo compramos aprovechamos cada oportunidad de visitar el mar para llevarlo con nosotros, sin embargo creo que ni el viento ni la paciencia nos ayudaban. En este viaje yo había decidido no llevarlo pero mi esposo me pidió que lo hiciera.

El gran momento llego una tarde en la que yo descansaba mientras mi hija jugaba en la piscina y mi esposo decidió acercarse a la playa con el pequeño. Desde ahí las dos pudimos ver el papalote volar por primera vez.

La pequeña dejo todo en el instante y se fue a la playa con su papá y hermano. Yo, por el contrario, me quedé en la distancia disfrutando de ese momento especial y tomando fotos para recordar el momento.

Mi esposo estaba encantado y satisfecho de haberlo logrado y los niños felices de aprender algo nuevo. Mi hijo en especial disfruto del momento y ver su cara al conseguir ese gran logro me dejó sin palabras.

Sin pensarlo, el simple hecho de conseguir volar el papalote nos unió como familia. Fue un momento mágico el que vivimos y ahora estamos esperando la oportunidad para poderlo revivir.

Cuando los niños van creciendo este tipo de pasatiempos son una buena manera de acercarnos a ellos, saber cómo están y crear recuerdos juntos. ¿Qué pasatiempo en familia los une? Me encantaría leer su experiencia.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en familia, jugar, papás, viajes. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *