estriando el presupuesto

Estirando el presupuesto

¡Qué el limón, el pescado o cualquiera de nuestros productos favoritos suba de precio no es noticia! ¿Cómo van sus bolsillos con los aumentos de productos de la canasta básica y no tan básica? Seguro sintiendo algunos estragos pero hay cosas que podemos hacer para que nuestro presupuesto se estire y siga alcanzando.

Primero que nada hay que tener un presupuesto semanal o mensual en el que sepamos a detalle en que nos gastamos el dinero: tianguis, supermercado, café en la calle, salidas con los niños, papelería. Cada peso que vamos gastando cuenta y es bueno tener una idea clara en lo que gastamos.

Hay que incluir los gastos básicos en este presupuesto: renta, agua, luz, teléfono, internet, colegiaturas, pensión del coche, pago de préstamos, etc. Y confieso que siempre me gusta dejar un rubro de varios para aquellos gastos que a veces es imposible pronosticar pero suceden.

Con una idea bastante clara de nuestros gastos podemos ir comparando cuanto teníamos pensado gastar y cuánto es la realidad. Hay que ser honestos y ahí nos podemos dar cuenta si este mes gastamos de más porque tuvimos varios festejos o porque los precios que solíamos pagar están aumentando y ya el monto destinado no alcanza.

Si el monto destinado a los alimentos ya no alcanza y no vamos a aumentarlo hay maneras de hacer que esa misma cantidad alcance toda la semana y podamos seguir manteniendo nuestra manera de alimentarnos.

Los precios de los productos de primera necesidad, sobre todo frutas y verduras, siempre van cambiando a lo largo del año. Ya sea porque hubo mala cosecha, porque hay mucha demanda de un producto y esto lo encarece, o porque alguien está metiendo mano en los precios para sacar provecho.

Los precios aumentan, eso es una realidad en la que no tenemos demasiada influencia. Sin embargo si podemos decidir en que gastamos nuestro dinero y es ahí donde podemos estirar ese dinero y hacer que alcance y dure lo que solía durar.

Consuman fruta de temporada, hay fruta que les fascina a los niños pero si la uva está muy cara y hora encontramos naranja a buen precio, compremos naranja y enseñemos a nuestros hijos a consumir de todas las frutas.

Lo mismo pasa con la verdura, si vamos comprando lo que es de temporada evitaremos estar pagando el sobre precio. Nos podemos dar un gusto de vez en cuando pero sin afectar el presupuesto. Lo mismo pasa con la proteína, si el pescado, huevo o carne suben indiscriminadamente de precio podemos cocinar en casa con otro tipo de proteínas.

Los alimentos son tan diversos y nos dan tal cantidad de nutrientes que si ponemos un poco más de creatividad podemos comer rico sin afectar la nutrición ni el bolsillo de la familia. ¿Qué nos recomendarían para seguir estirando el presupuesto?

Nota: Hablo de productos que han subido de precio últimamente pero son solo ejemplos, no es información real sobre sus precios.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en compras, economía familiar, organización. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *