Mamá desayunando

Convertir las mañanas caóticas en tranquilas

Hay días que las cosas fluyen de manera contraria a lo que nos gustaría. Nos levantamos 5 minutos después de lo debido, los niños despertaron sin ganas y no quieren vestirse, el estrés va aumentando y las mañanas antes de salir a la escuela y el trabajo se convierten en un caos y en una zona de guerra.

¿Les suena familiar? ¿Qué tal fluyen las mañanas en casa? Seguramente tienen días tranquilos y otros no tanto. El problema es cuando los gritos y el caos comienzan a formar parte de la normalidad y sin darnos cuenta sale cada miembro de la familia estresado y de malas a comenzar su gran día.

Quien convive con niños sabe que ellos tienen su propio reloj y no dimensionan la importancia de la junta de papá o mamá con el jefe o la repercusión en el día si sales tarde de tu casa. Ellos van a su tiempo y en su espacio y es totalmente normal.

Los adultos por otro lado podemos ir controlando ciertos aspectos para que las mañanas sean fluidas y positivas para todos, para que los recuerdos de la ida al cole sean amorosos y no llenos de gritos y estrés.

Hay ciertas medidas que podemos tomar para convertir las mañanas caóticas en mañanas tranquilas:

1.- Conocernos a nosotros mismos: Cada quien sabe que tanto nos cuesta o no levantarnos y es importante reconocerlo; de esta manera podemos analizar si necesitamos 5 minutos más de sueño, o para estirarnos con calma, respirar hondo y comenzar el día con energía.

2.- Conocer a nuestros hijos: cada uno tiene su personalidad muy definida y debemos respetar al que se despierta de buenas, al que necesita comer algo para reaccionar y al que esta de malas hasta una hora después de levantarse.

3.- Organización: Hay una hora límite para salir de casa sin que todo se convierta en un caos y al tenerla bien clara podemos organizar los tiempos para levantarnos nosotros, para levantar a los niños, ayudarlos a vestirse, desayunar y preparar el refrigerio que llevan al colegio.

4.- Preparación una noche antes: El dejar lista los uniformes y la ropa de todos hace mucho más tranquila la mañana. Otra cosa en la que podemos avanzar una noche antes es dejar mochilas y bolsos preparados. El lunch es algo que podemos preparar, al menos en parte, desde una noche antes. A mí me gusta dejar lista la fruta, el agua y anotado con que voy a complementar el refrigerio la mañana siguiente.

5.- Actitud: Hay mañanas en que no podemos ni con nuestra alma y a nuestros hijos les sucede igual. La realidad es que nuestro estado de ánimo influye en los demás así que si intentamos comenzar el día con actitud positiva y con una sonrisa esto se irá contagiando a los demás.

6.- Despertar con abrazos: organiza la despertada de los niños de manera que puedas darte un abrazo a ti misma y puedas abrazar a tus hijos, olerlos y decirles lo mucho que los quieres antes de comenzar el día.

7.- Paciencia: Necesitamos de paciencia con nosotros mismos y con los pequeños.

Hay una realidad, si ya vamos tarde o el pequeño tiro su desayuno en el uniforme, los gritos no detendrán el reloj y si deterioraran la autoestima de tu hijo y la relación contigo. Podemos invitarlo a ser más cuidadoso de una manera amorosa pero necesitamos estar tranquilas para no explotar.

La organización y nuestra actitud son la clave para convertir esa mañana caótica en una mañana tranquila. Si algo se salió de las manos, aprovechemos el trayecto con los niños para hablar con ellos, dejarlos disfrutar del silencio o simplemente escuchar la música favorita.

Como todo en esta vida, de nuestra actitud depende todo. ¿Qué nos recomendarían para que las mañanas fluyan de una manera más sencilla? ¿Qué les funciona a ustedes?

 

Share to Google Plus
Más galerías | 8 comentarios
Esta entrada fue publicada en mamás, organización, papás. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Convertir las mañanas caóticas en tranquilas

  1. que cierto son tus consejos, en especial en el primero mi esposo siempre me dice que porque el se tiene que levantar antes que yo, es que por raro que parezca él se tarda mas (no es que sea de los que se producen mucho, es que es de los despistados que le da vueltas a las cosas)
    El punto seis de despertar con abrazos es algo que tengo que empezar desde ya
    Saludos
    Rosa C
    Aprendiendo a ser Madre

    • Así es Rosa, el despertar con abrazos es hermoso. Y si a veces cuesta ser el primero pero es lo mejor para todos. Yo suelo ser la primera porque también doy vueltas antes de realmente hacer algo, entiendo a tu esposo. Saludos

  2. Pamela dijo:

    Muy cierto todo! Yo aplico lo de los abrazos todos los días. Y cuando me alcanza la vida dejo todo listo la noche anterior. A veces me sale, a veces no!

  3. mil veces de acuerdo! todo lo q se pueda dejar listo y guardado la noche anterior, es tiempo de gloria a la mañana siguiente!

  4. Karina dijo:

    Hoy fue una de esas mañanas llenas de caos mi nena se levanta justo cuando yo debo bañarme y lloraba y lloraba mi único pensamiento fue dejar fluir las cosas, respires profundo me apoye en mi esposo y logre salir a tiempo para la oficina.

    • Gracias por compartir tu experiencia. Creo que hiciste lo adecuado, dejar fluir la mañana y apoyarte en alguien. Con tan buena actitud tenías que llegar a tiempo a tu oficina. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>