Niña llorando con mamá

Actuando con amor ante los llantos y gritos

Hace unos días hablábamos del porque nuestros hijos se comportan diferente fuera de casa. Los niños se sienten en confianza y cómodos en su propia casa, en su ambiente y es ahí donde muestran a veces esa intolerancia o llantos que pueden llegar a desesperar a mamá y papá. ¿Les ha pasado?

La razón de ese comportamiento es ese yo-bebé (intolerante) y yo-maduro (autocontrol) que todos llevamos dentro, si quieren recordar la explicación completa les dejo aquí el artículo. Sin embargo nos quedó en el tintero el cómo reaccionar ante ese niños que demanda toda nuestra atención en casa y quiere todo en el instante que lo solicita.

Comienzo con una experiencia propia, hace ya un tiempo mi mamá me hizo una observación muy acertada que decidí tomarla en cuenta con mente abierta. “Tu hijo te tiene tomada la medida”. Y vaya que me la tiene tomada, ¿a ustedes no?

Después de esa observación comprobé que mi  hijo busca pedirme las cosas que no le suelo dar cuando estoy ocupada y sabe que me puede volver casi loca pidiéndome algo continuamente, cada minuto porque sabía que algunas veces, por cansancio se lo daba.

La escena familiar es la siguiente: mamá escribiendo o cocinando o haciendo cualquier cosa y el pequeño apareciendo cada 2 minutos a pedirme algo que sabe que en ese momento no le puedo dar. “Mamá ya, pasaron los minutos mamá, ya mamá, será que ya me lo das”. Y así pasaba la escena hasta que yo tenía que ir al baño para no explotar o le daba lo que él quería con tal de que me dejara en paz.

Lo que me ha funcionado hasta el momento es darle la explicación correspondiente y seguir concentrada en mis cosas, si veo que volverá a intentar las cosas me levanto y voy hacia otra habitación o hago alguna llamada pendiente. De esta manera me di cuenta que el dejaba de pedirme las cosas y yo no me enganchaba con él en una discusión sin sentido.

Justo en el curso comprendí mucho más el no engancharnos con los niños. Cuando están en su plan de yo-bebé que no entienden más que lo que ellos quieren no tiene caso discutir con ellos. Les recuerdo que ese yo bebé se alimenta de manera negativa de nuestras explosiones o de las veces que consiguen lo que quieren por el cansancio de los padres.

Tampoco estoy sugiriendo no prestarles atención pero si ya explicamos las cosas, debemos seguir en otra actividad, proponerle otra nueva y evitar la discusión. Por ahí dicen que hablar con un niño que está instalado en su yo-bebé es como hablar con un borracho.

Y es ahí cuando me llega mi cabeza a la escena de crisis familiar cuando el niño llora, hace berrinche por algo, la mamá de malas va a controlarlo y el papá de peor humor aparece. Cada uno saca su yo bebé y nadie saldrá beneficiado de esto.

El controlar nuestro “yo bebé” aún sigue siendo difícil en algunas ocasiones, entendamos a nuestros hijos y ayudémoslos a madurar de una manera positiva, sin gritos, sin discusiones sin sentido que nos lleven a ninguna parte.

Cuando tu hijo te dice que él no recoge su cuarto porque no lo va hacer y punto. En lugar de engancharte en una discusión, de manera tranquila le repites que lo tiene que hacer, le puedes dar la opción de negociar la hora pero no discutas. Trata de hacer algo más y verás cómo después de un rato lo hace.

Cuando salen de tu cuarto con un portazo porque están muy enojados, no tiene caso seguirlos y decirles que está muy mal lo que hicieron. Deja que vayan a su habitación o al lugar donde se sienta cómodo en casa y ya cuando estén tranquilos le comentas que dar portazos no es la mejor opción para resolver un desacuerdo.

Cuando escuchamos las palabras “ya no te quiero”, “me voy de la casa”, “en casa de x todo es mejor”, “no lo hago”. Debemos mantener la calma y permitir que nuestro yo maduro prevalezca y pueda actuar. Si nuestra respuesta son gritos a los gritos de nuestros hijos, nadie se entenderá, nada se resuelve y nadie está aprendiendo nada.

Las invita a pensar en este artículo, no soy psicóloga pero me encanto entender por qué nuestros hijos actúan de una manera infantil en casa, me encantó saber porque a veces le hacemos daño a quien más nos quiere.

De esta manera creo que podemos contar con herramientas para crecer como personas e intentar guiar a nuestros hijos desde el amor.

¿Qué les parece? ¿Qué opinan?

Share to Google Plus
Más galerías | 6 comentarios
Esta entrada fue publicada en crianza. Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Actuando con amor ante los llantos y gritos

  1. Mia dijo:

    Muy interesante tema, mi bebe aun esta de 6 meses sin embargo con mis amigas que tienen hijos mas grandes que el mío he visto esas escenas, tanto de los papas como de los hijos. Gracias por compartirlo, para ir aprendiendo a controlar mi yo bebe y tener una mejor relacion con mi bebe.

    • Mia,

      Lo importante es ir aprendiendo, somos humanos y todos tenemos malos momentos. La mejor manera de enseñarles a nuestros hijos el autocontrol es con el ejemplo. Saludos y gracias por compartir.

  2. Karla Uriostegui dijo:

    Uff, muy cierto. Justo hoy tuvimos una madrugada muy difícil con mi hija de 4 años, que hace apenas 9 meses se convirtió en hermana mayor y vaya que nos ha costado trabajo la adaptación con el hermano (a pesar de que lo quiere mucho) y los tiempos de atención que cada uno demanda.
    A veces es complicado no engancharse, pero cierto es que es mejor actuar con el yo-maduro, aunque cueste trabajo no explotar.

    • Karla,

      Hay madrugadas y días enteros difíciles, esos siempre existirán como también existirán los días que nos enganchemos. Sin embargo la idea es ir aprendiendo a no hacerlo hasta que sea nuestra manera natural de actuar. Saludos y gracias por compartir. Susana

  3. Engancharse o no, esa es la cuestión!!!

    A mi me sirvió ser clara con Sofía “por los próximos 20 minutos, estoy… pero no estoy” y sabe que no me puede pedir nada, solo urgencias.

    Con Maia aún cuesta porque todavía no entiende que mamá se puede entretener con algo que no sea con ella ajjaajajaj

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>