Noche de lectura

Noche de lectura

Los viernes solemos tener nuestra noche de cine familiar en la que elegimos una película, comemos palomitas y a veces, pedimos pizza o el antojito del momento. El viernes pasado estábamos por tener nuestra noche especial cuando la tecnología nos falló, nos quedamos sin internet y por lo tanto sin película.

Mientras mamá trataba de solucionar las cosas se generó una dinámica increíble que quiero compartir con ustedes. Mi hija tomo el libro que había sacado de la biblioteca y se puso a leer en un sillón, yo picada como estaba en mi libro hice lo mismo cuando vi que la solución iba a tardar y la pizza no llegaba.

En la sala se respiraba tanta tranquilidad que mi hijo se acercó, tomo su libro y comenzó a leer en voz alta. A penas tiene 5 años y es así como se siente más cómodo, después de un rato al sentir la tranquilidad el mismo comenzó a leer en voz baja.

El tiempo pasó y no nos dimos cuenta que ya había pasado mucho tiempo y la pizza no llegaba. Los tres estábamos acompañándonos en esa lectura tranquila y la noche de película se convirtió en noche de lectura en familia.

Después tuve que llamar al restaurant para que nos trajeran la cena, cenamos y volvimos a tomar nuestros libros. Un rato después decidimos leer el mismo libro juntos y cada uno leímos una hoja. Me encantó la dinámica que salió sin planearse.

La lectura es un hábito que es importante inculcar desde pequeños y no hay como el ejemplo y estos momentos de lectura familiares para hacerlo.  Les recomiendo de corazón hacer una tarde de lectura en familia, verán el ambiente y la vibra que se genera en casa.

Y si quieren leer algunas ideas para que los niños se familiaricen con los libros solo tienen que hacer clic aquí.

¡Espero escuchar pronto de su experiencia!.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en crianza. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *