Fotolia_59795522_S

Crisis en la crianza con apego

Hay quien habla con tal maravilla de la crianza con apego que hace parecer que la vida de esas familias es perfecta y nada más parecido a la realidad. En lo personal, cualquier tipo de crianza tiene sus etapas geniales y otras en las que te cuestionas por qué decidiste irte por ese camino.

Siempre les he compartido que para mi criar con apego fue algo que se me dio por instinto, no leí al respecto y lo descubrí dentro de mí. Fue hasta después de mucho tiempo que descubrí que criaba con apego a mis hijos.

¿Han amanecido después de varias noches cansadas y de mal humor porque el bebé usa el pecho de mamá como chupón y no las deja dormir? Quizá el mal humor no solo afecta a mamá, sino al bebé que no durmió porque quería el lugar de papá y mamá y ambos intentaron toda la noche hacerlo a un lado y ninguno de los tres durmió.

Les suena familiar la escena, yo confieso que pasé por algunas noches parecidas y quiero dedicar estas a todas esas mamás que tienen a veces dudas, que se encuentran cansadas y quieren tirar la toalla porque necesitan una cama para dormir a solas, un cuerpo para ellas y tiempo.

El dormir con tu bebé o con tus hijos es algo delicioso, sin embargo, llega un momento que nadie duerme, ni el bebé o niño, el papá o la mamá. Cuando pasa un día nadie dice nada pero cuando las noches difíciles se van juntando hay que buscar una solución antes de que ese triángulo nocturno acabe por explotar.

La lactancia materna es una maravilla pero hay momentos que llega a cansar por varias razones, porque estás pasando por una etapa de crisis y necesitas tiempo sola, porque el bebé tiene ciertas manías nocturnas que ya no te dejan dormir o simple y sencillamente porque estás cansada.

Y hablando de los brazos, no hay nada más recomendable que los brazos de mamá para un bebé sin embargo hay pequeños momentos en los que quisieras sentirte libre o necesitas de manera literal las manos libres para hacer otras cosas.

¿Se sintieron identificadas en alguna o en todas las situaciones? Es completamente normal y no se están volviendo locas, solo necesitan encontrar junto con su bebé y su pareja la manera de cambiar algunos detalles para que puedan seguir adelante criando a su hijo.

El colecho es una etapa que disfrute con mis hijos, nuestro tan particular colecho, pero no todo fueron miel sobre hojuelas. Hubo noches y etapas difíciles en las que mi esposo o yo terminábamos en la cama de uno de nuestros pequeños hasta que encontramos la posición perfecta para cada uno en la cama.

Esa solución fue magnifica hasta que los niños crecieron y tuvimos que aceptar que ya era tiempo para que ahora solo nos visiten alguna noche.

Para la lactancia lo mejor que pueden tener es un grupo de apoyo que las ayude a seguir amamantando por el tiempo que lo consideren necesario y cuando decidan el destete. Quizá un bebé que siente que mamá lo quiere destetar y el aún no está listo decide usarla como chupón por las noches para aferrarse a esos momentos. Es solo un pensamiento pero lo que sí es real es el apoyo de un grupo de mamás que estén viviendo lo mismo que tú, pueden ser tus amigas, un grupo de expertas de manera real o virtual.

Y para los brazos yo diría que no hay más que paciencia porque los niños crecen demasiado rápido. Establecer una rutina también ayuda, ya que si el bebé sabe desde pequeño que en la cocina no puede estar cuando mamá está preparando los alimentos, el aprenderá a jugar viendo a mamá cocinar a una distancia aproximada.

Abracen a sus hijos lo más que puedan porque se van demasiado pronto, duerman con ellos y aprovechen cada instante que en un abrir de ojos crecieron y solo quieren jugar y volver de vez en cuando a los brazos de mamá.

 

Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en crianza. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Crisis en la crianza con apego

  1. Olivia Calderon dijo:

    Hola Susana!!

    Me encanta tu blog! Creo que coincidimos en muchisimos puntos de vista y me encanta que promuevas la crianza con apego, la cual creo que es muy satanizada y mal entendida. Este post en particular me encanta, porque ciertamente con mi ninio de un anio, a veces ya no puedo con eso de no dormir!! Sin embargo, estoy convencida de este camino.. Y bueno, lo que queria preguntarte y por lo que hago este comentario es.. no encontré un post sobre disciplina, tienes información de como manejar este tema dentro de una crianza con apego? Herramientas como el time out no me convencen por nada… pero a la vez creo que hay que enseniar habitos desde pequenios para que despues no haya que corregir.
    p.s. Disculpa las faltas de ortografia, estoy con mi computadora gringa y aun no hayo como hacer el cambio de idioma del teclado jajaja

    • Hola Olivia,

      Gracias por compartir tu experiencia con la crianza con apego, es un camino hermoso con muchas satisfacciones. Los niños deben tener límites desde pequeños y esos límites deben ser puestos con amor y de manera clara. Tengo un post pendiente al respecto, en cuanto lo tenga te lo haré saber. Respeto y amor ante todo pero los límites, en mi opinión, deben existir.

      Te mando un abrazo Susana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *