Spa de Miranda

El Spa de Miranda

Hace ya una semana que le organice la fiesta “spa” a mi princesa y no saben el éxito.  Todo comenzó semanas antes con los preparativos y desde que escuche que estaban haciendo este tipo de fiestas en algunos locales no puede más que imaginarlo y crearlo en casa.

Me encanta pintarle las uñas a mi pequeña, ponerle los pies en sales y después darle un masaje cuando está cansada. Le gusta tanto que pude imaginar que sus amigas lo disfrutarían y me di a la tarea de crearlo.

Quería algo especial y único para mi pequeña pero tampoco quería gastar una cantidad de dinero excesivo. Estuve recorriendo tiendas hasta que la idea general estaba en mi cabeza, ya solo faltaba comprar todo y ponerme a trabajar.

Los preparativos comenzaron una semana antes y en lugar de hacerlo sorpresa le invite a comprar todos los materiales. Estaba feliz y se sentía muy importante al ver todo lo que mamá iba a crear para su fiesta de cumpleaños.

Como todo un spa quería que cada niña tuviera algo especial, que lo disfrutaran tanto como mi hija pero al mismo tiempo haciendo sentir a mi pequeña como la reina. La solución fue mandar bordar unas toallas con el “Miranda Spa”. La reacción de las pequeñas fue increíble.

Un día antes tanto la pequeña como el hermano me ayudaron a preparar, se quedaron más tarde de lo normal a pintar letras para el letrero de bienvenida. A la mañana siguiente, cuando se levantaron, ya tenía un  letrero para la puerta dándoles la bienvenida al spa de mi princesa.DSCN6294

El pastel y pastelillos los hornee un día antes. El gran día, mi pequeña decidió agregar serpentinas al letrero de la puerta. Pusimos la mesa con los platos y las servilletas especiales. Los dulces los colocamos en recipientes especiales y decoramos el lugar para que todas llegaran.

Tome prestada la mesita con la que suelen jugar y la forre con el color favorito de mi pequeña. Ahí coloque los esmaltes de uña, las sales para los pies y collares para cada una de las princesas. Las horas pasaban muy lentas para mi pequeña y para mí, con todos los preparativos se me fueron volando.

DSCN6313Las invitadas fueron llegando y las recibimos con una peluca de papel brilloso y unos lentes de cartón de princesa. Cada una tomo su papel y disfrutaron primero la comida. Después pasamos al gran evento y convertí la sala de mi casa en un lugar especial para pedicure y manicure.

Para ayudarlas a estar tranquilas mi pequeña eligió una película. Algunas niñas no podían creer la sensación tan placentera de meter los pies en agua tibia con sales. A cada una le entregue su toalla y al terminar les di un masaje en los pies.

Eligieron el esmalte y se sentían importantes, felices. Me encanto ver esas caritas llenas de alegría y satisfacción. Después vinieron los juegos tradicionales, primero les enseñe a jugar resorte. Se divirtieron mucho las pequeñas y yo volví a ser niña una vez más al brincar con ellas.

Después vinieron las sillas con música, las escondidas, el pastel y al final hasta un juego de mesa jugamos. Cada princesa salió de casa con una caja especial llena de sorpresas: collar, “lip gloss”, un resorte guardado en una bolsa especial, una libreta para hacer actividades y unos recipientes muy especiales con crema de cuerpo y manos.

Fue un día intenso y pleno que recompenso toda la ilusión que puse en esta fiesta. Se las recomiendo al 100%, es una manera genial de conocer a las amigas de sus hijas, de crear vínculos y de hacer sentir muy especial a su princesa.

Y si quieren preparar el spa para la princesa de casa aquí pueden encontrar todos los materiales e ideas para hacerlo.

Les comparto algunas fotos:

DSCN6298DSCN6302IMG_1658DSCN6299

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en fiestas infantiles, solo para niñas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *