JP Criando con capacidades diferentes

Criando un hijo con capacidades diferentes

He comenzado estas líneas una y otra vez, la historia que quiero compartir la tengo muy cerca del corazón y me cuesta trabajo decidir por dónde empezar. Les comparto un testimonio muy cercano a mí de un niño que a pesar de tener capacidades diferentes es un luchador nato y ha sido educado con una seguridad en sí mismo que impresiona.

La primera vez que lo conocí rompió todos mis esquemas, estábamos en una fiesta infantil y él jugaba con mi hijo en la alberquita de pelotas. El empeño que ponía para levantarse sin su mano hizo que me acercara para ayudarlo, conforme avanzaba me di cuenta que sabía perfectamente lo que hacía y no necesitaba de mi ayuda.

Lo observe de cerca mientras jugaba con mi hijo, se reían, se aventaban pelotas y brincaba como si en ello se le fuera la vida. La amistad con mi pequeño me ha permitido seguir de cerca su desarrollo y cada día me quedo más impresionada de esa seguridad y esa fuerza con la que intenta las cosas.

Lo mismo juega de portero en el equipo de futbol, anda en bici, corre hasta el cansancio o arma un Lego con toda la paciencia. Detrás de esa gran sonrisa y actitud de luchador hay una gran familia que se ha unido para guiarlo y no sobreprotegerlo.

Y es ahí cuando me atreví a acercarme a Alma para pedirle que nos cuente su historia, esta historia que vale la pena contarse para que otros niños con capacidades diferentes crezcan tan libres y con la seguridad de JP.

Esta historia que nos debe ayudar a ser más sensibles con las diferencias de los otros y que a mí me inspira para enseñarles a mis hijos a ser seguros de sí mismos y a no darse por vencidos.  ¿Cómo lograr el balance entre empujarlo y dejarlo superar sus propias dificultades y el deseo natural de sobre protegerlo?

Los padres muchas veces tendemos a sobreproteger a nuestros hijos y cuando vemos que nuestro hijo tiene una capacidad diferente, lo veo hasta natural. Sin embargo el ejemplo de Alma me enseña que vale más apoyarlos, acompañarlos con todo el amor pero dejarlos superar sus dificultades por sí mismos.

Con todo mi cariño y respeto iré compartiendo en los próximos artículos esta historia con la que se sentirán identificadas, aprenderán y por qué no, llorarán un poco.

Share to Google Plus
Más galerías | 4 comentarios
Esta entrada fue publicada en crianza, Otras voces. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Criando un hijo con capacidades diferentes

  1. Carolina dijo:

    JP es un niño extraordinario y admirable!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *