Medicinas

Mamás recetando

¿Cuántas veces no les ha pasado que al llamarle al pediatra ya saben lo que van a recetarles a sus hijos? Un resfriado, la garganta y antes de llegar al consultorio tenemos casi las palabras y remedios que nos dará el doctor.

Esto no pasa el primer año, cuando éramos primerizas, esta experiencia la fuimos ganando a base de noches en vela y el conocimiento de nuestros propios hijos.

Como mamás sabemos muy bien los síntomas y cómo reaccionan nuestros hijos ante la medicina tradicional, la homeopatía y los remedios caseros. Sin embargo no somos doctoras y al escuchar pláticas entre mamás a veces me preocupa la facilidad con la que recetamos sin medir las consecuencias.

Creo que cada una podemos comentar nuestra experiencia ante ciertos padecimientos y la reacción de nuestros hijos, más nunca debemos tomarnos el papel de doctoras ni llevar al pie de la letra lo que nos recomiendan solo porque es una gran amiga que conoce mucho del tema.

Incluso los tratamientos caseros o naturales que suelen ser inofensivos pueden causar el efecto contrario porque cada organismo es distinto y es ahí donde los riesgos de la automedicación crecen.

Les pongo por ejemplo mis hijos; mi pequeña reacciona muy bien ante la homeopatía, sin embargo mi hijo no tanto y hay que probar otras cosas. Recuerdo la primera noche que le puse un poco de pomada de tomillo a mi hijo en el pecho, que noche tan difícil porque en lugar de ayudarlo al resfriado lo sensibilizo y lloró toda la noche.

Otro ejemplo son las vitaminas que suelen ser inofensivas pero que en dosis inadecuadas o cuando realmente el cuerpo no las necesitan, pueden crear el efecto contrario. No hay que darlas sin antes consultar al médico de los niños. Aquí les comparto lo que vivimos con la inofensiva y buena equinácea.

No tiene nada de malo escuchar pero antes de darle o untarles algo a nuestros pequeños hay que usar el sentido común y consultar al médico. Una simple pomada puede ocasionar reacciones que no queremos, sobre todo en los bebés.

Es un hecho que no hay como mamá, papá o la persona que se hace cargo de los pequeños para conocerlos, ese derecho lo debemos ejercer ante el médico pero seamos responsables con nuestros comentarios y lo que les damos a nuestros hijos.

¿Qué tan seguido recetan a sus pequeños sin consultar al médico? ¿Qué tan seguido siguen la dosis o la medicina que les recomienda la mejor amiga? ¿Qué tan seguido se auto medican ustedes mismos?

Iron BloggerEstas líneas son mi participación de la semana en el Iron Blogger de Papás y Mamás, una iniciativa de Y papa también. Aquí encontrarán las bases por si quieren formar parte también.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en ironblogger, salud, seguridad. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *