Papás Modernos

Papás Modernos

Hay una imagen que me encanta, cada vez más frecuente, un padre con su portafolio y sus hijos de la mano mientras comparten la crianza y la rutina diaria con su pareja.  Hay todavía mucho por hacer en algunos estratos sociales, pero en otros, la crianza se comparte así como las oportunidades de crecimiento profesional.

Cuando voy al colegio por mis hijos, cada vez más son los papás con los que comparto la fila, las dudas de la tarea y los planes de juego por la tarde con los niños. Cada vez hay más matrimonios que complementan sus agendas de trabajo con las actividades de casa y la rutina de sus hijos. Y me encanta y creo que es lo justo.

El ser padres es un crecimiento diario que debe ser compartido tanto por el hombre, como por la mujer. Por años la sociedad nos ha vendido una imagen que ya no es actual, en la que al hombre le tocaban algunas actividades peleadas completamente con las actividades de casa y de crianza. A las mujeres por su parte les tocaban otras que significaban dejar el crecimiento profesional guardado en el cajón de los recuerdos.

En estas líneas no pretendo hacer un estudio de las razones por las que cada vez hay más parejas trabajando juntas por su familia, creciendo en lo personal como también en lo profesional sino un reconocimiento a esos papás “modernos” que comparten la crianza y las labores rutinarias con su pareja.

Habrá quienes se sientan agredidas por esta mención, pero yo creo que gracias a esos roles compartidos ambos géneros crecen de mejor manera. Gracias a la tecnología, la labor profesional de muchas mujeres y hombres ahora se puede hacer desde casa y esto facilita mucho la crianza.

En otros casos ambos salen a la calle a trabajar pero juntos comparten la crianza y las actividades rutinarias que significa llevar una casa. ¿Por qué dedicarles unas líneas a estos papás que viven al máximo la crianza de sus hijos cuando por años ha sido una tarea callada y poco valorada de la mujer?

Porque en lo personal, se lo merecen así como también nosotras nos merecemos crecer en todos los roles de nuestra vida, es nuestra decisión. A mí alrededor tengo mujeres muy talentosas que tienen por pareja hombres igualmente talentosos. Muchas de estas mujeres decidieron frenar sus carreras profesionales por unos años pero ahora que los niños están un poco más grandes regresan a retomar su profesión o en el camino encontraron otra que las hace más feliz.

Me encanta vernos como parejas compartiendo las actividades más rutinarias de casa, compartiendo la crianza y creciendo, ambos, profesionalmente. El día a día a veces se complica y hay discusiones pero la balanza cada vez es más pareja, en mi opinión.

En estas líneas quiero hablar de esos papás que comparten el baño de sus hijos, el salir de una junta corriendo porque tienen que llegar al Cole mientras su esposa tiene una reunión de trabajo que no puede cambiar. Esa semana solos con los niños porque su pareja está en un viaje de trabajo.

En lo personal agradezco el hombre que tengo a mi lado, que me apoya en cada uno de mis proyectos, es mi juez más duro que me dice las palabras necesarias para que no me dé por vencida. Es un padre amoroso que planea su vida para compartirla con nosotros.

Este rol de papás modernos nos permite un crecimiento más profundo, más justo a ambos géneros. Es por eso que agradezco esos hombres comprometidos con la crianza y a esas mujeres que aceptan compartir y seguir creciendo juntos.

¿Qué opinan al respecto? ¿Cuál ha sido su experiencia de crecimiento profesional y crianza?

Estas líneas son mi participación de la semana en el Iron Blogger de Papás y Mamás, una iniciativa de Y papa también. Aquí encontrarán las bases por si quieren formar parte también.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en crianza, ironblogger, papás, reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *