Miranda creciendo conmigo

Carta a mi pequeña que crece

Te veo crecer a mi lado y me maravillo de la persona que eres. Los días pasan y con ellos te muestras cada vez más independiente. Me pides bañarte sola y hacer gran parte de tus cosas en tu espacio y yo por mi cuenta te veo aún tan pequeña con tus 6 años.

Atesoro tanto estas mañanas de vacaciones en las que puedo verte dormir con calma y acurrucarme contigo cuando estás por despertar, abrazarte, estrecharte y pensar a tu lado. En esos momentos de calma me encantaría entrar en esa cabecita y saber qué es lo que piensas, que sientes, que quieres.

Hemos hablado mucho de la importancia de comunicarnos para ayudarnos juntas pero a veces no estoy segura de haberte dado todos los mensajes importantes de manera que queden por siempre en tu corazón.

Entras ya a primaria, un nuevo reto al que te enfrentas sola, uno de tantos de los que tendrás en la vida. Sé que puedes hacerlo pero quisiera asegurarme de te sientas segura siempre de ti misma, de que puedes encontrar en ti todo para vivir cualquier situación.

Me encantaría recordarle a esa cabecita que estamos aquí para lo que necesite siempre y me gusta pensar en lo que decidirás hacer con tu vida. ¿A qué te dedicarás? ¿Serás feliz? ¿Serás enamoradiza? ¿Qué te depara y como construirás tu destino?

Sé que mis pensamientos van más rápido que el tiempo pero si volteo la vista, estos últimos 6 años de mi vida se han ido demasiado rápido y quiero escribir lo que siento para compartirlo contigo.

Emociones de una mamá que te adora y disfruta cada momento a tu lado, durante el día a veces me alejo en el ir y venir de la rutina pero siempre estoy aquí, búscame en tu corazón, busca mis abrazos y mi tiempo. Aquí estoy.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en cartas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *