Anatomía de la Lactancia

Un poco de anatomía de la lactancia

Hace unas semanas tuve la oportunidad de asistir a un seminario con el pediatra Carlos González. Esta demás que les diga lo mucho que aprendí, pero me encanto saber que muchas de las cosas que aplique por instinto tienen un resultado probado muy positivo en los niños y en las mamás.

Poco a poco les iré compartiendo mis apuntes y hoy comenzaremos con un poco de anatomía para entender que es lo que pasa cuando amamantamos. Es una actividad instintiva que todas las mamíferas podemos realizar pero creo que la información nos da las herramientas para enfrentar cualquier tropiezo.

Los conductos galactóforos son los que llevan la leche desde los lóbulos mamarios hasta el pezón. La hormona de la prolactina es la hormona encargada de la producción de la leche. Hace que la célula secrete la leche.

Por otro lado la oxitocina hace que se contraiga. Esta hormona está presente en diferentes momentos,  en el orgasmo con la erección de los pezones, en el parto a través de las contracciones del útero y vagina y en la lactancia.

Dar pecho no tiene que doler, puede haber una ligera molestia al principio pero no más. Lo que duele son las contracciones del útero, los famosos entuertos.

La prolactina y la oxitocina se secretan en la hipófisis, son un reflejo neuroendocrino. La secreción de la prolactina aumenta durante el embarazo y el alto nivel se mantiene durante la lactancia. La madre embarazada no tiene leche debido a la presencia de estrógenos. La prolactina hace que los conductos se ramifiquen.

El nivel de estrógenos va bajando al salir la placenta del cuerpo de la madre y comienza a salir la leche. Una vez que la lactancia ha comenzado, el nivel de prolactina baja con el paso del tiempo pero aumenta la leche.

Gráfica prolactina y estrógenosNOTA: si la madre tiene muy poca leche en los primeros días puede ser síntoma de que tiene un trozo de placenta dentro. El nivel de estrógenos no disminuirá al nivel necesario para que se produzca la leche si hay un pedazo de placenta dentro del cuerpo de la madre. Retención de placenta=poca leche

La oxitocina suele comenzar a secretarse antes de amamantar. Es esa sensación que sentimos en el pecho cuando el bebé está apunto de despertarse o cuando acostumbra comer. Es un reflejo condicionado en el que interviene la corteza cerebral, no solo el hipotálamo.

Comparto aquí algunos ejemplos de reflejo condicionado:

  • Ver comida = saliva
  • Pensar en el bebé  = reflejo de eyección de la leche.

Se cree que el reflejo condicionado de la eyección de la leche (oxitocina) es una manera de proteger a la madre en caso de peligro.  Los animales son muchas veces el mejor ejemplo: si una venada está amamantando a su cachorro y alguien la llega a atacar, la producción de la leche se detendría en este momento para que pueda salir corriendo y el predador no pueda oler y le siga el rastro.

En el caso de los humanos es lo mismo, por un mal momento podría parecer que la leche de la mamá dejó de existir pero tengan paciencia, es cuestión de que la mamá vuelva a estar en calma para que la leche siga fluyendo. Para esto puede utilizar un lugar confortable, música y mucha tranquilidad.

Hace unos meses conocí una mamá en sus primeros días de lactancia, todo iba perfecto hasta que un día una situación personal la molesto mucho. Ese día no podía amamantar al bebé, la leche no bajaba y el bebé lloraba. La mamá fue paciente y después de unas horas logro tranquilizarse, hidratarse y la lactancia exitosa sigue en pie hasta el día de hoy, el pequeño tiene 7 meses.

El parto también es un momento muy íntimo en el cuál los humanos hemos perdido esa humanización necesaria y al parecer el mejor lugar para parir es un lugar frío, lleno de extraños. Creo que se pueden utilizar los avances de la medicina manteniendo la parte humana y privada de un parto.

Escuche una historia que me encanto, la naturaleza nos vuelve a enseñar la esencia  cuando una hipopótama en trabajo de parto al sentirse rodeada por hienas detiene por unas horas el proceso hasta que se siente segura. Lugar lleno de médicos fríos y una mamá con dificultad de parir por ella misma suena mucho al ejemplo de la hipopótama rodeada de hienas.

Las granjas nos muestran también como funciona la naturaleza. Si los niños están acostumbrados a los animales pueden seguir de cerca el embarazo de estos animalitos y se dan cuenta que necesitan también de privacidad y tranquilidad. Los niños y los adultos podemos observar de cerca hasta cierto punto, cuando una oveja necesita soledad para poder parir a su corderito.

Pronto estaré publicando el resto de los apuntes del seminario, estaré hablando de la composición de la leche materna, la alimentación de la madre, los horarios y el colecho.

La foto que incluyo la tome de las diapositivas del seminario. Es la foto de la radiografía de un niño amamantando.

Share to Google Plus
Más galerías | Deja un comentario
Esta entrada fue publicada en lactancia. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *