Etiquetas 2

Las dañinas etiquetas y los niños

Las etiquetas es algo que nos han acompañado toda la vida. Estamos acostumbrados a juzgar a las personas y a etiquetarlas sin realmente pensar en la persona que la recibe. Tenemos la amiga o compañera de trabajo “fashionista”, la culta, la cocinera, la fiestera, la seria y la lista es interminable.

Así crecimos y de cierta manera hay etiquetas que nos gustan y otras con las que hemos aprendido a vivir.  Cuando comenzamos la aventura de la maternidad, las cosas no cambian demasiado y muchas veces sin darnos cuenta y sin realmente pensarlo, etiquetamos a nuestros hijos desde que son bebés.

Algunas de estas etiquetas desaparecen pero otras se quedan para toda la vida, llevando al niño a comportarse según su etiqueta y no su manera real de ser. Las etiquetas son muy dañinas porque limitan al niño y no le permiten crecer.

Les pongo como ejemplo los niños pequeños que parecen ser tímidos. Hay una etapa en la que los bebés o los niños prefieren estar a un lado de sus padres en lugar de llegar a un lugar desconocido, lleno de gente y quedarse con ellos. Al saludar muchas veces justificamos su comportamiento con la típica frase: es tímido, ya lo verás cuando entre en confianza, etc.

Ese niño madurara y llegará un momento que pueda decir hola sin problemas o que prefiera ir a jugar con otros niños a quedarse en las faldas de la madre.  Sin embargo si ese niño lo único que escucha es hablar de su timidez, es muy probable que ese desarrollo natural se inhiba y prefiera actuar de esa manera a atreverse a cambiar.

Los niños se comportan de diferentes maneras a lo largo de su crecimiento, siendo algunos comportamientos o actitudes más frecuentes que otras, sin embargo en lugar de etiquetar a nuestro hijo debemos dejarlo cimentar su personalidad. Los niños maduran y no debemos fomentar que una etiqueta detenga ese proceso y se quede en ese estado que podría haber superado si los adultos no lo hubieran catalogado.

Las etiquetas se quedan y coartan ese niño. Como padres debemos tener cuidado en la manera que nos expresamos de nuestros hijos y es aquí donde podemos alentarlos en la etapa que están viviendo en lugar de ponerles un nombre.

No tienes por qué justificar ante nadie el comportamiento de tu hijo, aliéntalo positivamente para que madure a su tiempo y en lugar de decirle eres “X” dile que él puede llegar a ser quien quiera y como quiera ser.

El tiempo no puede volver atrás pero lo que si puedes hacer desde hoy es alentarlo de manera positiva para dejar esas etiquetas ya puestas. Pensemos antes de hablar, es algo que aún no domino pero creo que como madre y persona vale la pena día con día.

Share to Google Plus
Más galerías | 2 comentarios
Esta entrada fue publicada en autoestima, crianza, mamás, niños. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las dañinas etiquetas y los niños

  1. Bibliofilica dijo:

    Huy que me pego tu post. Soy hija única y fui niña muy tímida, a mi mama sele hacia facil dejarme sola en el cuarto cuando llegaban visitas por que era muy “ranchera”, al paso del tiempo llegue a sentirme muy aislada pues siempre era igual. Era la ranchera, la seria, la aislada. Creci, tuve amigos pero la etiqueta era la misma con mi familia. A mis 33 años creo que me siguen viendo igual y realmente no es una gran relacion la que tengo con muchos de mi familia, con decirte que preferi pasar fiestss decembrinas (mi cumpleaños incluido) con la familia de mi esposo. Soy madre de dos, y me prometi desde antes que nacieran no hacerles eso.

    • Gracias por compartir tu experiencia y lo que sentiste al leerme. Te entiendo perfecto porque hay etiquetas que nos acompañan de por vida. Me da gusto que quieras hacer algo distinto con tus hijos y creo que lo lograras sin ningún problema. El ser serio o tímido no tiene nada de malo y quizá nunca lo has sido. Busca la manera de ser contigo mismo que sea la auténtica sin preocuparte lo que dicen los demás. Te mando un abrazo grande y perdona por contestar hasta ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *