Música

La música y los niños

¿Se han percatado el efecto que tiene la música en ustedes mismos? Y qué tal en los niños, ¿lo han notado?

La música es mágica y tranquiliza a quien la escucha. Dependiendo de la música puedes cambiar tu estado de ánimo y el ambiente de tu casa. Cada quien puede elegir que es lo que le gusta dependiendo de cómo se siente y ver los resultados.

Bien dicen por ahí que la música calma fierasy yo lo tengo comprobado. Con la música consigo la participación de mis hijos en actividades que normalmente les cuesta y además consigo calmar mi fiera interna que a veces esta demasiado cansada y a punto de perder la paciencia por cosas que no valen la pena.

Cada papá sabemos cual es el momento del día en el que es más difícil tener paciencia o estamos más irritables, por nuestro propio cansancio y por el de los niños o cualquiera que sea la razón. Les invito a poner un poco de música clásica o tranquila a esa hora específica del día y una vez que lo incluyan a su rutina verán la diferencia tanto en sus hijos como en ustedes.

La música siempre ha sido parte de la vida de mis hijos, desde que estaban en mi vientre hasta ahora que disfrutan escuchar su propia música, la de papá y mamá y la clásica. La relación de mis hijos con la música comenzó desde que estaban en mi vientre, todas las tardes elegía música clásica o tranquila, tomaba unos audífonos y los ponía en mi vientre para que mi bebé lo escuchara.

Se que hay estudios que analizan el efecto que tienen o no en el feto pero yo no quiero entrar en ese detalle sino en el efecto tangible que tiene la música en los niños. Para mí la música, en lo que se refiere a los niños, se convirtió en un ritual que se ha ido modificando según las edades de mis hijos pero hay algo que no cambia: La música esta presente en sus vidas.

Durante el embarazo el ponerles música se convirtió en una costumbre de todas las tardes, mis dos bebés me pateaban al principio con la música y después nos relajábamos juntos. En cuanto nacieron comenzamos con nuevos rituales con respecto a la música.

Elegía el mismo CD de música clásica todas las noches, cuando comenzábamos a escucharlo les daba un pequeño masaje y después estaban listos para meterlos en la bañera. Mi esposo se reía mucho de mí porque los niños quedaban a veces con la misma energía después del baño pero yo me relajaba al escuchar la música y ellos estaban contentos con nuestro ritual diario.

Durante el día teníamos la música tranquila mientras los amamantaba. Dependiendo de cada uno de mis hijos escucho a cierto artista o ciertas canciones y me transporto a los días en que los amamantaba tranquilamente por las mañanas. La música no tan tranquila la utilizábamos para pasar las tardes frías bailando con mi pequeña o mi pequeño. Escucho Frank Sinatra y me viene a la mente los primeros meses de mi hija.

Ahora que están más grandes sin darme cuenta quitamos el ritual de la música a la hora del baño pero comencé a notar que todos nos sentíamos bastante irritables y a mi me costaba mucho trabajo no levantar la voz cuando ellos comenzaban a llorar por cansancio.

Para mi la hora del baño es la hora más crítica del día porque todos estamos cansados y se me ocurrió volver al ritual de cuando mis pequeños eran bebes y me ha resultado muchísimo.

Cada uno elije su música a la hora del baño y es como magia. Ellos están cansados y llorosos y yo por mi parte tengo mi paciencia sumamente reducida; sin embargo al escuchar la música todos nos relajamos y en lugar de levantar la voz puedo ser más empática con su cansancio y ellos con el mió. Se acabaron los baños tensos que empezamos a tener hace unos días, ahora con gusto comenzamos el baño y la música cambio todo.

Cuando la tarde es eterna porque no podemos salir a jugar al parque una de las actividades favoritas de mis hijos y mía es poner música y bailar. Todo tipo de música, no solo infantil y nos gusta ponernos sombreros, lentes y cuanta cosa se nos ocurre. Cuando los veo demasiado inquietos cambiamos a música tranquila o cuando simplemente ya se aburrieron de todas las actividades ponemos un CD y nos ponemos a cantar.

Mis hijos son muy musicales, cantan todo el día y les encanta bailar. La verdad no se si se deba al contacto temprano con la misma, lo que se es que les encanta y tienen un efecto muy positivo.

Y para cada actividad tenemos una canción hecha por nosotros, puedes sonar un poco cursi pero funciona muy bien. Por ejemplo, cada que guardamos juguetes cantamos unas cuantas frases y ellos se divierten y dependiendo del día cambiamos los tonos y nos divertimos.

De verdad los invita a incorporar la música en la vida de sus hijos. La mejor manera de hacerlo es desde pequeños, sin embargo nunca es tarde para hacerlo y me gustaría que nos compartieran sus experiencias.



Share to Google Plus
Más galerías | 7 comentarios
Esta entrada fue publicada en bebés, crianza, educación, el baño, niños, papás. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a La música y los niños

  1. Anonymous dijo:

    Hola amiga…como ya te he comentado en anteriores oportunidades, mis morochos ya tienen 11 años…ya se bañan solos desde hace mucho pero la hora del baño, la mayoria de las veces, es una hora complicada pues siempre estan entretenidos con algo y no quieren irse a bañar pero al estar dentro de la ducha tardan mucho en salir pues la disfrutan mucho y es otro problema para que cierren la llave del agua y salgan ja ja ja. Te puedo comentar que durante mi embarazado tambien colocaba cerca de mi barriga algun reproductor con musica suavecita para que ellos la pudieran escuchar y tambien acercaba una linterna pues dicen que ellos pueden percibir esa claridad a traves de la piel de la barriga. Al nacer mis niños, me regalaron un CD con musica clasica especial para estimular el sueño de los bebes…lo use por varias semanas.
    Hace 7 meses comenzaron clases de musica. Uno de ellos va a clases de guitarra y el otro de piano. Les gusta, la disfrutan mucho…y yo me siento muy feliz pues quiero tener niños integrales. Niños que no solo vayan al cole sino que practiquen deportes (van al futbol 2 veces por semana), que toquen algun instrumento musical y que hablen otro idioma. Con este ultimo punto te puedo decir que yo soy portuguesa y mi esposo Libanes..pero mis niños no hablan esos idiomas; lo escuchan y entienden pero responden solo en español. Claro, para el cole les sirve aprender ingles, porque tienen un maestro que les enseña cosas muy basicas y no adelantan mucho en el idioma..asi que es un tema pendiente aqui en casa.
    Estamos un poco perdidas…casi no hemos «conversado» ultimamente…a medida que sigan los dias y ya estemos acopladas en la rutina seguro retomamos nuestras conexiones…saludos y un abrazo en la distancia.
    Maria Jose
    @libanesita

  2. Mamá Merlin dijo:

    A los niños les encanta la música, tiene un gran efecto en estas pequeñas criaturas; siento que ellos la disfrutan de un modo diferente al de nosotros los adultos. Es muy importante desde el vientre materno colocarles música apropiada a su desarrollo intrauterino. Excelente post!!

  3. Para mi es importante que los niños tenga un vínculo con la música, y no me refiero a escuchar una y otra vez las canciones de moda…

    Ambas, desde que estaban en mi vientre, disfrutaron los más variados ritmos y hoy en día, la música las relaja y entretiene.

    Gracias por sumarte otra vez a #AmoMiBlog

    • Sabes mi pequeño maneja sus rabietas o sus estados de ánimo con música. La nena también lo hace pero el pequeño tiene un vincula inmenso. Cuando llora y no puede parar el mismo pone música tranquila (clásica)

      Encantada de sumarme, gracias por la visita.

  4. Yo soy músico y de verdad he notado el poder de la música en los niños. Los cambia, les da sentido a su vida y no me refiero a escuchar lo de moda, sino a comprender la música en sí, varios géneros y apreciarlos, sobretodo cuando tocan un instrumento.

    Espero transmitir a mi hija este amor por la música.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *